Cantinas de Tehuantepec operan en la irregularidad

Edgar Cruz

TEHUANTEPEC.- La secretaría de seguridad pública municipal informó que tras los hechos violentos registrados en tres expendios de bebidas embriagantes en este municipio, dichos negocios fueron clausurados por el ayuntamiento al incumplir reglas de servicios. Pero no solo esos centros de vicio presentaban irregularidades. En la ciudad, más del 80 % de los expendios de alcohol operan en la ilegalidad o no acatan los reglamentos.

Para el secretario de seguridad pública, Francisco Santos, los negocios clausurados habían tenido reportes de irregularidades por parte de vecinos y además incumplían los horarios de servicios y venta.

Los negocios clausurados fueron: la cantina “La Gaviota” del barrio Santa Cruz Tagolaba, donde hubieron tres heridos y un muerto por ataque con armas de fuego; “El Chicoacen”, donde un hombre fue herido con pistola tras asalto; y un Modelorama ubicado en el fraccionamiento conocido como Ciudad Peluche, en San Isidro Pishishi, donde tras un asalto murieron dos trabajadores y uno más resulto lesionado por disparo.

De acuerdo al Bando de Policía y Gobierno de Tehuantepec, todo negocio de bebidas alcohólicas deberá permanecer cerrado a partir de las 02:00 horas, y en tiendas como OXXO o depósitos, la venta deberá suspenderse a las 10:00 de la noche.

Sin embargo, la realidad era otra. Negocios cuyos horarios de venta eran hasta las 6 de la mañana o incumplían con la regulación del ruido o seguridad, permanecían en servicio pese al conocimiento de la autoridad municipal.

Tan solo en el Centro de la ciudad, cuatro bares expendían hasta este fin de semana cervezas y bebidas embriagantes hasta las 4 de la mañana, violando las reglas de venta y comercio de alcohol dispuesto por el ayuntamiento.

Además, desde hace tres semanas, los vecinos y propietarios de negocios en la zona centro se quejaban del ruido que generaban los antros “La Catrina”, “El Jakal Sport” y “Billar Pool”, por la música a todo volumen y la promoción en altavoces que hacían de sus negocios.

La dirección de la policía municipal reconoció que hay incumplimiento de algunos negocios de bebidas embriagantes en cuanto al horario de venta de alcohol, pero que a raíz de los atentados en las cantinas, se tomará mayor vigilancia y aplicarán las sanciones respectivas.

En 2014 un total 439 centros de vicio no contaban con licencias otorgadas por el ayuntamiento tehuano para poder operar sus servicios, sin embargo, los negocios ofrecían los servicios de consumo o compra de manera ilegal escudados tras el pago de permisos de venta al propio Municipio.

En esta ciudad hay barrios y colonias donde en una sola calle hay hasta cinco expendios de bebidas embriagantes, lo que eleva el riesgo de adicciones en la ciudad además de riñas, violencia y demás hechos que ponen en riesgo la tranquilidad de los vecinos.

Y es que de acuerdo a la Secretaría de Seguridad pública municipal, el 70 % de los detenidos por la policía presentan algún grado de alcohol y que fueron consumidos principalmente en alguna cantina, bar o centro nocturno.

La secretaría de seguridad pública señaló que seguirán los operativos de la policía municipal en las cantinas y los rondines en zonas de mayor inseguridad en la ciudad para tener un mayor control de la vigilancia, principalmente en las noches.

En la ciudad las casi 500 cantinas, bares y negocios de bebidas embriagantes no cumplen horarios de venta ni regulan el ruido de la música que ponen en el interior, por mencionar algunas irregularidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.