Tehuanos refrendan su fe a la Guadalupana

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC, OAX.- La fe de los guadalupanos se volcó nuevamente en el festejo a la Virgen morena en su 485 aniversario de sus apariciones al indio San Juan Diego. El canto, los rezos, las plegarias y las gracias a la “Reina de México” hicieron eco este lunes en varias parte de la región del Istmo.

Cientos de creyentes se apostaron frente a la imagen de la Virgen de Guadalupe, rodeada de velas y flores por las mandas y peticiones que los fieles pidieron a su santa patrona.

Los creyentes hicieron suya la devoción a la virgen morena con su presencia que colmaron los principales templos de la ciudad.

Jimena llevó a su hija de 2 años para que la imagen de la “morenita del Tepeyac” la bendijera.  “Es para darle gracias más que nada por hacerme el milagro de haberme dado a mi hija sana. No tiene que ser siempre por una manda o promesa”, dijo.

En la Catedral de Tehuantepec, los fieles llegaron con velas y flores, pero sobre todo, con niños vestidos a la usanza indígena.

Carlitos de 3 años no quería ponerse el sombrero de palma que su mamá le compró para ir vestido como San Juan Diego.

“Anda de necio. Creo que le incomoda. Pero bueno, hay que ser pacientes, sobre todo ahorita que le tomen la foto, a ver si se deja”, comentó Aurora, madre de Carlitos a quien hace un año pidió a la Guadalupana la sanación de su hijo por una enfermedad respiratoria que tenía.

En los puestos de fotógrafos acondicionados afuera de la Catedral, niños y padres se desesperan porque los primeros no quieren posar solos y los segundos no les gusta que su hijo llore antes de que disparen la foto del recuerdo.

“Tratan de que salga impecable pero muchas veces no se puede lograr una buena foto al momento, hay niños llorones y eso disgusta a los papás”, dijo un fotógrafo que en estos días realiza hasta 200 disparos en su cámara profesional para igual número de fotos.

El fervor por la Guadalupana también se llevó a cabo en diferentes templos católicos de la ciudad y de la región del Istmo.

Los más importantes en Tehuantepec fueron el de la Virgen de Guadalupe en la colonia Benito Juárez y el de San Juan Diego, en el barrio Guichivere. Pero también hubieron rezos en casas particulares y misas en otros templos de la ciudad para venerar a la Virgen morena.

Desde hace más de dos décadas, la casa museo “Shunashi” viene realizando una velada cultural en honor a la Patrona de México, en donde grupos artísticos ofrecen sus talentos previo a la entonación de “Las Mañanitas” en los primeros minutos del 12 de diciembre.

Celebración nacional

Por la mañana de este lunes los cohetes dieron color a “Las Mañanitas” que decenas entonaron frente a la imagen de la Guadalupe para iniciar los festejos de la santa patrona de México.

Lo mismo sucedía en la iglesia de la Santa Cruz, del puerto de Salina Cruz, como en la de San Jerónimo en Ciudad Ixtepec y la de San Vicente Ferrer en Juchitán. Pero el panorama de fervor y festejo a la Virgen de Guadalupe se extendió por toda la región del Istmo.

Sin embargo, otros prefirieron sólo colocarle flores y velas a las imágenes que tienen en casa y con ello sumarse a los festejos que en todo el país realizan en honor a la Guadalupana en el aniversario 485 de sus apariciones.

“Ya le prendí su veladora a mi virgencita porque tiene que estar alegre, con su luz y sus flores. Ya le di las gracias y sólo le pido que me dé más vida para el otro año”, dijo Dominga López, creyente Guadalupana de 78 años de edad quien desde la mañana de ayer sábado fue por las rosas para su virgen morena.

La tradición consistió, como cada año, en que los niños fueran llevados al templo vestidos de la usanza indígena para pedirle por su salud y el cuidado de los menores.

“Yo viene a agradecer porque mi hija estuvo a punto de no nacer y mira, aquí está, viva, sana y todo gracias a ella, a la virgencita”, señaló Susana Ramírez, madre de Rosa Guadalupe que llegó ataviada de india oaxaqueña en los brazos de su mamá.

La romería por los festejos de la Virgen Morena siguió hasta entrada la noche, entre plegarias a la imagen, festejos públicos y devociones particulares que se dejaron oír en los templos atestados de fieles.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.