El que busca… encuentra

La sección 22 recibió lo que buscaba: una confrontación durante el previo al evento del gobernador Alejandro Murat en el puerto de Salina Cruz.

Esta vez no fueron policías a los que siempre acusa de represión. Se trató de un grupo de trabajadores adheridos a la CTM que buscaba, a toda costa, impedir que el gremio magisterial se plantara en la sede del evento para boicotearlo.

La gremial no contaba con la fuerza violenta de los cetemistas, sindicato abiertamente ligado al PRI desde sus inicios.

Salieron corriendo desde el primer conato de bronca en las inmediaciones del parque central. Los obreros porteños duplicaban en número a los mentores, pues a diferencia de los cetemistas, en la gremial de maestros incluía más mujeres que hombres.

¿Valió la pena afectar a miles de niños de la región del Istmo para ir a frustrar el evento de un gobernador, que al final de cuentas, optó por no llegar al puerto?

Bien dicen que el que busca encuentra, y la CNTE la encontró. Vaya que la encontró. Al menos un maestro fue herido y al sindicato le robaron su aparato de sonido con el que acostumbran a gritar consignas contra el gobierno.

Los mentores pudieron acceder a la explanada municipal cuando los cetemistas habían dejado la zona. Cuando el personal invitado se había ido y todo ya acababa.

Llegaron como niños perdedores a pedir que les paguen los platos rotos de la confrontación a la que ellos mismos convocaron desde dos días antes.

Exigieron al presidente municipal de Salina Cruz, Rodolfo León Aragón, el pago por lesiones al profesor herido y la reintegración del aparato de sonido sustraído durante el conflicto. El alcalde accedió. No tuvo de otra.

Pero ¿y si los afectados hubieran sido del bando contrario. Los de la CNTE se hubieran hecho responsables económicamente? Para nada.

Y no es que se aplauda la violencia contra maestros u otra organización, pero si alguien está generando el desorden y provocando a la confrontación, es lógico que haya respuesta igual o de peores dimensiones.

La sección 22 tuvo un escarmiento, pues también, al igual que ellos, el otro sindicato de cetemistas defendió sus intereses, lo que sus ideales y dirigentes acordaron previamente. Ideales que al fin y al cabo son para ellos, el motor de subsistencia como lo ha sido la lucha de la CNTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.