Muere Jenni, la mujer quemada por su esposo

Redacción

Matías Romero.- Luego de luchar por su vida durante poco más de un mes en un hospital de Veracruz, Jennifer Antonio Carrillo, la mujer que fue quemada por su esposo en Matías Romero, falleció este fin de semana de un infarto producto de las severas quemaduras en el 70 % de su cuerpo.

La joven de 18 años de edad, originaria de Matías Romero Avendaño, no pudo más con las severas afectaciones generadas por las quemaduras en casi la totalidad de su cuerpo lo que terminó por  apagarle la vida.

Hace 34 días su marido la golpeó, le roció gasolina y le prendió fuego en el interior de su domicilio cuando éste se encontraba en estado de ebriedad.

Jennifer Antonio, sufría violencia desde hace tiempo por su pareja sentimental Edgardo Romero A., al grado de causarle un aborto de siete meses sin que el suceso fuera denunciado.

Desde que se reportó el suceso, la Fiscalía Especializada para la Atención a Delitos Contra la Mujer por Razón de Género de la Fiscalía General del Estado, atrajo de oficio el caso que indignó a la sociedad oaxaqueña por delitos incluso de tentativa de homicidio, y se espera dar pronto con el paradero del responsable.

De acuerdo a la dependencia, la mujer de 18 años de edad y con un niño de tres años, sufría violencia desde hace años por su pareja sentimental pero por causas no especificadas, nunca procedió contra su agresor.

La madrugada del lunes 27 de febrero, Jenifer Antonio fue rociada de gasolina por su pareja y quien posteriormente le prendió fuego, lo cual mantiene a la mujer muy grave en un hospital de Veracruz.

Según la fiscalía, el presunto responsable aún no ha sido ubicado por la policía y el caso se encuentra en investigación.

La joven fue trasladada a un hospital en Veracruz para atención de personas quemadas, pues presenta afectaciones en un 70% de la superficie de su cuerpo.

Pero quizá su situación pudo evitarse si hubiera denunciado, aseguró la fiscal. De acuerdo a la dependencia, ella reconoció haber sufrido violencia en su domicilio, pero no había denunciado, entre otras cosas por temor.

De acuerdo a familiares de la ahora fallecida, ella salió arrastras de su domicilio y se revolcó en el suelo de la calle para tratar de apagar el fuego que tenía en el cuerpo.

Su propio marido la llevó al hospital, en un estado evidentemente grave por las quemaduras que padeció.

El joven esposo huyó desde esa maña y según los familiares la fiscalía de Matías Romero tardó cuatro horas en atender la denuncia y proceder a la localización del ahora homicida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.