Tehuanos viven con pasión el viacrusis

Edgar CRUZ
TEHUANTEPEC, OAX.- El camino empinado, rocoso, bajo el incesante calor del sol no limitó a los fieles que acompañaron como cada Viernes Santo al Cristo del barrio Lieza quien representó su Viacrusis junto a la subida de la Cruz Pasión Cueva.

Los fieles y curiosos llegaron desde temprano a la cita. La representación salió de la iglesia del barrio Lieza para tomar camino hacia la cueva del cerro donde depositarían la Cruz de madera y representarían la crucifixión de Jesús.

Se recrearon todos los pasajes de la Pasión con intervenciones de los soldados romanos, los rabinos de la antigua Israel y las caídas de Cristo, tres que según la biblia padeció Jesús antes de morir en la Cruz.

Los espectadores se adentraban a la recreación y con respeto acompañaban a joven quien representó a Cristo en una de las procesiones más concurridas de esta región, la que va la Cueva del cerro de Lieza.

El grupo de San Pedro Apóstol ensayó por varias semanas esta recreación de la Pasión y Muerte que ha forjado una tradición entre los vecinos y entre toda la comunidad católica de la ciudad y es ya un atractivo para los vacacionistas que visitan Tehuantepec durante la Semana Santa.

Desde lejos el camino que conduce a la cueva del cerro de Lieza se vio pintado de colores por la presencia de decenas de personas que caminaban sobre la vereda que pisó el recreador de Cristo.

Unos metros antes de la cueva escenificaron el sitio donde debería ser crucificado Jesús junto a dos delincuentes, según las sagradas escrituras.

La crucifixión y muerte de quien representó a Cristo no fue el final de la asistencia de personas a la Cueva del cerro de Lieza pues la veneración continuó hasta la caverna donde estaban ya colocadas las cruces de la Pasión que el Centurión llevo consigo.

Pero también la ciudad vivió otras manifestaciones de fe en los templos de algunos barrios como Laborío donde se hizo con los santos la recreación del Vía crucis que viviera Jesús de Nazaret.

También se realizó la procesión del Santo Entierro en la iglesia del barrio San Sebastián y viacrucis vivientes en la Catedral de esta ciudad y del barrio Laborío que es de todas, la más antigua y de mayor arraigo en los tehuanos.

La fe y representación de la Pasión y Muerte de Jesucristo se vivió nuevamente entre los fieles católicos que disfrutaron de las actividades religiosas de esta ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.