Por inseguridad, obispo de Tehuantepec cambia de domicilio

Oaxaca sufre niveles delincuencia organizada nunca antes vistos, y encararla para combatirla, reclama, sin demora, el compromiso decidido y la coordinación de acciones de los tres niveles de gobierno, expresó Arturo Lona Reyes.

Ello porque los esfuerzos aislados no funcionan, señaló el Obispo Emérito de la Diócesis de Tehuantepec.

Me preocupa sobremanera el aumento de la delincuencia en la Cuenca y el Istmo, donde la tranquilidad de antaño que disfrutaban los ciudadanos pacíficos, fue desplazada por la zozobra y el miedo, y entre ellos me incluyo, porque hoy, por razones de seguridad personal tuve que cambiarme a un domicilio de una zona más segura, admitió.

Al exponer que en equipo es más fácil dar la batalla contra el mal, el impulsor junto con el V Arzobispo de Antequera Oaxaca, Bartolomé Carrasco Briseño, de la Opción Preferencial por los Pobres, llamó al nuevo Fiscal de Justicia de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, a conformar un equipo de verdad, con personas honestas, no mañosas y corruptas.

Ello resulta fundamental para el nuevo Fiscal de Oaxaca, si de verdad quiere trabajar y entregar buenas cuentas a la ciudadanía, anotó.

Para el ministro de la Iglesia Católica, los cambios recientemente realizados en el aparato gubernamental, como la designación de Héctor Mafud Mafud, como Secretario general de gobierno, y de Vasconcelos Méndez, como Fiscal, son esperanzadores.

En el primero observo mucha experiencia, porque en otros tiempos ya ha ocupado esa responsabilidad, mientras que en el segundo veo a un hombre culto, responsable y profesional, agregó.

LAS AMENAZAS DE MUERTE

El obispo emérito explicó: “Por nuevas amenazas de muerte, acepté la recomendación de una alta autoridad federal en materia de seguridad”.

No obstante, “espero que esto sea temporal, porque soy un hombre acostumbrado a ir de una comunidad a otra, para estar al lado de mis hermanos indígenas, no me acostumbro a una vida sedentaria”, reforzó en breve entrevista.

Al referirse al gobernador Alejandro Murat, “aconsejo a los ciudadanos tenerle paciencia. Es joven, pero observó que se está acercando a la gente”, precisó.

Después del desorden en que recibió Oaxaca, veo que tiene buenas intenciones intenciones de trabajar, pero en ello, le han fallado varios de sus colaboradores, sintetizó el también galardonado en el año 2008 con el XVI Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”.

(Con información de: NVI Noticias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.