Presa capta en dos días el agua de casi 6 meses

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- La tormenta tropical ‘Beatriz’ no solo causó estragos al estado de Oaxaca, el mayor beneficio entre tantos daños sin duda es el acumulamiento de agua en la presa “Benito Juárez” de Jalapa del Marqués, la cual presentaba una atípica sequía.

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) las lluvias de “Beatriz” lograron que el nivel de agua en la presa aumentara de un 13% registrado en marzo de 2017 a un 65 % al día de hoy sábado 3 de junio.

El incremento fue de más de 400 millones de metros cúbicos con los que la presa se abasteció por encima, incluso, de lo obtenido durante toda la temporada pluvial del 2016.

Para Roberto Ramírez, director de la Conagua, “Beatriz” dejó en 48 horas lo que se hubiera requerido obtener en poco más de 5 meses.

Los pronósticos son más alentadores ahora con el nivel que presenta la presa de Jalapa del Marqués, principalmente para todo el sector agrícola de riego que tiene la región del Istmo de Tehuantepec.

Y es que apenas ha transcurrido el primero de 6 meses considerados como de temporada pluvial, lo que significa que podría seguir aumentando el nivel de la presa de registrarse precipitaciones de moderadas a intensas en el Istmo, la Sierra Sur y los Valles Centrales, de donde nacen los ríos y arroyos que desembocan en la presa “Benito Juárez”.

Esta contenedora irriga a poco más de 45 mil hectáreas principalmente de maíz, sorgo y ajonjolí, pero también de hortalizas y árboles furtales de la zona como la papaya, el mango, guanábana y melón.

Se prevé que el beneficio sea para  ocho mil productores de manera directa, pero además con la irrigación se beneficiarán ganaderos de la zona.

De acuerdo al Distrito de Riego 019 de Tehuantepec, la recuperación de la presa “Benito Juárez” abre la posibilidad de asegurar el ciclo agrícola Otoño-Invierno, además de que en Jalapa del Marqués, los pescadores podrán beneficiarse con la reproducción de

Pero aunado a la captación de agua en la presa, “Beatriz” irrigó por sí sola miles de hectáreas de siembra de temporal que necesitaban humedad para iniciar el sembradío de granos.

Según datos de la Conagua, la tormenta esparció 542 litros por cada metro cuadrado, una cantidad histórica para muchos municipios para la entidad, en donde no llovía con esa similitud en más de 30 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.