Cara y escasa, la sangre en Oaxaca

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- En Oaxaca, es más fácil comprar una unidad de sangre que esperar a que una persona altruista te la done.

La escasa cultura de donación ha generado que las personas acudan a los bancos de sangre de la región para conseguir las unidades requeridas aunque éstas sean caras y no se encuentren más que en tres establecimientos comerciales.

En todo el Istmo, la cultura de la donación apenas alcanza el 1.5 % de lo que se obtiene en sangre en toda la entidad oaxaqueña, por ello, los tipos de sangre más raros son difíciles de obtener en los bancos sanguíneos, tanto comerciales como de los propios hospitales públicos del estado.

Solo en la región se tiene la presencia de dos bancos de sangre que dan cobertura a los hospitales públicos y particulares que no cuentan con ese servicio de reservorio sanguíneo para sus pacientes.

La Jurisdicción Sanitaria número dos del Istmo reconoció la carente cultura que existe para donar sangre en esta región, recalcando la necesidad de generar conciencia entre los ciudadanos ante este tema.

Aunque se requiere de ciertos parámetros para ser donador de sangre, el jefe de la jurisdicción, Daniel López Regalado, destacó que en toda la región del Istmo existen bancos ubicados en el Hospital General con especialidades de Salina Cruz, Hospital General “Doctor Macedonio Benítez Fuentes” en la ciudad de Juchitán y en el hospital General de Ciudad Ixtepec, los cuales pertenecen a los Servicios de Salud de Oaxaca.

También hay bancos de sangre en instituciones como el Hospital General de zona del IMSS en Salina Cruz, Hospital General de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Hospital de la Marina, Clínica Hospital ISSSTE Tehuantepec, Hospital IMSS de Matías Romero y el Hospital Cruz Azul así como el banco de sangre particular “Ángeles” con sede en Tehuantepec.

López Regalado informó que el donador altruista es aquel que proporciona su sangre u órganos sin solicitud alguna, por el simple hecho de saberse sano y ayudar a quien lo necesita para mejorar su salud.

Los requisitos para donar son:  tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilogramos, no haber ingerido bebidas alcohólicas previo a las 72 horas de la extracción, no estar en tratamiento médico, las mujeres no deben estar embarazadas, en periodo de menstruación y gozar de buena salud.

Una vez que las unidades de sangre sean aprobadas por contar con un estado óptimo, se realiza el proceso de centrifugado para separar el plasma, glóbulos rojos, plaquetas y fragmentos de células.

El funcionario exhortó a los istmeños crear una conciencia y participación altruista y así contribuir al reservorio de unidades de sangre que pueden ser otorgados a los pacientes que lo requieran.

Cada donación, de aproximadamente 450 mililitros puede salvar hasta tres vidas, pero desafortunadamente la donación altruista es muy baja, sobretodo en personas con tipo de sangre “rara”, lo que complica la asistencia en quienes lo necesitan.

Donación escasa 

En México, el 97 % de la sangre donada es por reposición, es decir, que el paciente busca a los donadores previo o posterior a una intervención quirúrgica.

La donación altruista en Oaxaca es baja, pues una de cada diez personas que acuden a donar lo hace voluntariamente, es decir, sin que tenga algún familiar o conocido internado y que se le haya solicitado su transfusión sanguínea.

De ahí que el sector salud exhorte a la población a unirse a esta labor social y contribuir a mejorar la salud de otro ser humano a través de la donación altruista, ya que es un procedimiento rápido, seguro y confiable.

Un banco de sangre es una sección derivada de un laboratorio clínico donde se almacenan y procesan muestras sanguíneas extraídas de un “donante”, y son dirigidas a un paciente que requiera de éstas. De una muestra sanguínea pueden ser extraídos plasma, eritrocitos, plaquetas etc. según sea el requerimiento biológico del paciente a transfusionar.

Pero comprar una unidad en un banco de sangre, puede oscilar entre 800 y 6 mil pesos, de acuerdo al tipo de requerimiento solicitado.

De acuerdo a información del banco particular de sangre “Ángeles”, con sucursal en esta ciudad, la unidad de plasma fresco congelado tiene un costo promedio de 600 pesos, mientras que el de crioprecipitados puede llegar a costar la unidad hasta en 6 mil pesos.

Aunque en los hospitales públicos no es necesario comprar la sangre, sí son obligados los familiares del paciente a reponer la cantidad sanguínea transfusionada en porcentaje doble, es decir, si se usó dos unidades, los familiares del paciente deben donar cuatro.

Anualmente, en todo el sector estatal Salud se procesan 29 mil 700 donaciones de sangre, de las cuales, 19 mil corresponden a los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) y solo el tres por ciento son de manera altruista.

Ante este panorama, el Centro Estatal de Trasfusión Sanguínea (CETS), reconoció que existe un déficit de nueve mil unidades al año y es una de las causas por las cuales en el estado no se logra abastecer las necesidades del líquido, porque no hay una cultura de donación altruista entre los oaxaqueños.

De acuerdo al sector salud, los padecimientos oncológicos son el principal demandante de trasfusión sanguínea, seguido por las urgencias obstétricas y los accidentes, respectivamente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.