Encabeza Oaxaca primer lugar en sismos; van más de 8 mil

Edgar CRUZ / Foto de portada: Red Bini Guenda

TEHUANTEPEC.- Oaxaca es una tierra que se mueve constantemente, y así lo demuestran los reportes diarios del Servicio Sismológico Nacional (SMN) que señalan una actividad recurrente de al menos 20 sismos por día en la entidad.

De acuerdo con el balance del Servicio Sismológico Nacional, hasta las nueve horas de este 25 de octubre, en México han ocurrido 19 mil 10 temblores, de los cuales ocho mil 386 han tenido su epicentro en municipios del territorio oaxaqueño.

Para ser exactos, Oaxaca lleva un 44.11 por ciento de ocurrencia de estos fenómenos naturales; le siguen los estados de Chiapas con cuatro mil 897 eventos y Guerrero con dos mil 595, lo que significa un porcentaje de 25.76% y 13.65%, respectivamente.

Respecto al terremoto del 7 de septiembre, de magnitud 8.2 que devastó a Oaxaca, principalmente la región del Istmo de Tehuantepec, han sucedido ocho mil 588 réplicas, la de mayor magnitud de 6.1 grados en escala de Richter.

La unidad regional de Protección Civil señaló que de acuerdo al SMN, éste podría ser el año con mayores sismos en el país, al estimarse más de 11 mil 500 temblores en respecto a los 7 mil 422 registrados el año pasado.

Un estado vulnerable

Oaxaca es vulnerable a los sismos por estar situada en una zona de placas tectónicas de constante movimiento, por eso los constantes sismos en los últimos meses en la entidad han alertado a los gobiernos y sismólogos.

De los 32 fenómenos perturbadores que afectan al mundo, 30 están presentes en Oaxaca, exceptuando, por ejemplo, la actividad volcánica que la entidad no lo tiene.

Jesús González Pérez destacó que en la década de los 90, en el país se registraban 800 sismos anuales y que en 2014 superaron la expectativa de 5 mil 900 temblores que se tenían pronosticados en México.

Desde el sismo del 16 de febrero de 2008, de 6.8 grados Richter, esta región no había percibido otra intensidad telúrica mayor hasta el pasado 7 de septiembre cuando se registró un terremoto de 8.2 grados.

Por el gran número de sismos registrados, Oaxaca se posiciona en 1er lugar de actividad sísmica, seguido por el estado de Chiapas y Guerrero. A nivel estatal, la región del Istmo registra el 79% de la actividad sísmica, seguido por la Costa con 14%.

Municipios en riesgo

Con la devastación provocada por el sismo de 8.2 grados, la coordinación de Protección Civil en Oaxaca consideró necesario cambiar las reglas de construcción de los inmuebles, reforzar las edificaciones antiguas y tener una mayor cultura de seguridad en caso de algún terremoto.

Tan sólo en septiembre se registraron más de 18 mil viviendas con daños parciales y totales que dejó a igual número de familias en situación de riesgo o damnificadas.

La carencia de un Atlas de Riesgo actualizado que permita atender y prevenir los riesgos en que pueda caer la población frente a fenómenos naturales, es un problema constante en muchos ayuntamientos del Istmo, de acuerdo al Instituto Estatal de Protección Civil.

Pese a notificarse a cada uno de los ayuntamientos la necesidad de contar con un Atlas de Riesgo, pocos han sido los municipios en considerar la petición de un mapa de zonas peligrosas para la población en caso de presentarse fenómenos naturales como sismos, inundaciones o incendios.

Para el diputado local Donovan Rito García es urgente la creación o actualización de un Atlas de Riesgo para los 570 municipios de la entidad ante los efectos del cambio climático y de contingencia registrados este año en zonas como el Istmo de Tehuantepec y los Valles Centrales.

El legislador ha exhortado a los presidentes municipales para que integren o actualicen los Atlas Municipales de Riesgo de sus poblados para prevenir riesgos.

“La propuesta tiene que ver con adecuar el marco jurídico para prevenir, disminuir la pérdida de vidas humanas y materiales en caso de un desastre natural, tal como las inundaciones, sismos de gran magnitud o accidentes de cualquier tipo”, destacó.

Y es que en el tema de los sismos, el país y la entidad tiene un gran reto ante el incremento de los temblores en menos de cinco años.

De acuerdo a Protección Civil en 2012 se registraron 5,105 sismos; mientras que en 2013 fueron 5,150 temblores en todo el país. Pero los movimientos telúricos repuntaron en 2014 al alcanzar 7, 422 sismos. Este año suman más de 19 mil temblores, dos de intensidad fuerte, 8.2 y 7.1 que afectaron a cinco estados y causaron más de 400 muertes.

De acuerdo con la investigadora del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), María Teresa Ramírez Herrera, en el país hay posibilidad de un fuerte tsunami como el registrado en Japón en 2011.

Según datos del registro geológico se descubrió que en 1787 sucedió un sismo de magnitud estimada de 8.6, que produjo un tsunami en la costa de Oaxaca e inundó hasta seis kilómetros tierra adentro y del cual también se identificó la evidencia geológica.

Aunque el sismo de 8.2 grado que sacudió a Chiapas y Oaxaca no provocó fuerte oleaje en la costas del Pacífico mexicano, sí se activó una alerta de Tsunami por la intensidad del terremoto.

Para las autoridades de Protección Civil se debe crear alertas y educar a la población, establecer leyes de construcción con rigor y determinar sitios donde pueda refugiarse la población, en caso de un terremoto y un tsunami que ponga en riesgo la vida humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.