Escuela “Benito Juárez”, un inmueble que ya no da para más

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- Los sismos de septiembre que azotaron a esta ciudad han hecho revalorar el uso de los espacios dañados como el de la insigne escuela primaria matutina “Benito Juárez”, ubicada en el Centro Histórico.

El edificio que data del año 1793 pasó de ser el antiguo cabildo de indias (palacio municipal) a la primera escuela pública de la zona centro.

Para el director del Patrimonio Edificado de Tehuantepec, Luis Díaz Jiménez, el edificio colonial presenta afectaciones moderadas tras el terremoto del 7 de septiembre y con las réplicas resentidas hasta la fecha se acrecienta el riesgo para los estudiantes.

El funcionario municipal señaló que se debe considerar un nuevo uso del edificio por la antigüedad, valor histórico y por el riesgo que representa tener un aglomeramiento de personas, principalmente niños, en su interior.

“El tema de la ‘Benito Juárez’ es un punto especial que tendría que ser utilizado como una referencia cultural o artística pero ya no como una escuela por los riesgos que pueda representar y el valor que posee para la ciudad en sí”, expresó el encargado del rescate arquitectónico de Tehuantepec.

Entre las ideas destaca que pueda reutilizarse para albergar un museo de la ciudad o una biblioteca pública que contribuya a la educación de todos.

Apenas en 2015 padres de familia y la autoridad municipal realizaron la rehabilitación de la fachada principal de la escuela y liberó espacios frente a la misma que había sido invadida por el comercio ambulante.

La escuela tiene dos áreas con salones antiguos y modernos, siendo la parte frontal la de mayor riesgo para los alumnos por la antigüedad del edificio: tres siglos de uso.

Para el funcionario, concentrar más de un centenar de personas en ese inmueble representa tanto un riesgo para los mismos, en caso de un nuevo sismo de gran intensidad, como un causante de deterioro de la edificación.

En el siglo XVIII, el edificio fue sede del ayuntamiento de Tehuantepec y de la entonces llamada Villa de Guadalzázar, considerada la segunda comunidad más importante del estado de Oaxaca.

La posibilidad de que el inmueble sea cambiado de uso es escasa, debido a que dependerá de la decisión de los padres de familia, los directivos y maestros, además de la capacidad financiera del IEEPO y la SEP así como la disposición de un nuevo espacio en el centro histórico que permita la construcción del colegio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.