Una tehuana para los istmeños y para la eternidad

Por Mario Mecott Francisco

TEHUANTEPEC.- El miércoles 15 de octubre de 2008 a las siete de la noche, Tehuantepec se engalanó con un regalo, símbolo e identidad de su historia. Frente a invitados y autoridades municipales se llevó a cabo la develación del monumento a “La Tehuana” del escultor mexiquense Miguel Hernández Urban, quien este lunes dejó de existir a la edad de 81 años.

Tras su muerte, Urban deja un legado a Tehuantepec y crea un nuevo símbolo de representatividad para las actuales y futuras generaciones.

Hoy su estatua de acero inoxidable está de luto. “La Tehuana” yace ahora sin su autor.

La escultura creada por Urban tiene siete metros de altura conformada por tres secciones, con un peso de 1.5 tonelada, la cual fue realizada en noventa días por el escultor nacido en Tultepec, Estado de México.

Sin duda alguna “La Tehuana” de acero habla por si sola del temple de la mujer zapoteca de Tehuantepec, de aquellas que defendieron a lado de su hombre la soberanía de nuestro suelo y la libertad conquistada en Guiengola, de aquellas mujeres de la Rebelión de Tehuantepec de 1660, de las que se incorporaron al padre Cano y Mariano Matamoros en 1813 cuando la incursión de Manuel Dambrini y sus chapines guatemaltecos, de las tehuanas de la Reforma, la Intervención y de las soldaderas de la Revolución, de Juana Cata, de Aurea Procel, de Estela Ruíz Velázquez y de tantas mujeres que ya en la guerra y en el amor han sabido salir triunfantes.

Hoy con el traje bordado cual tehuana de novia, viene a dar la bienvenida a los visitantes y transeúntes que crucen nuestro precioso Istmo que es la cintura de México acariciada por las olas del Atlántico y el Pacífico con las que hizo su blanco holán.

Es “La Tehuana” representativa de las mujeres istmeñas esculpida por el talentoso maestro Urban.

“La Tehuana” fue colocada en el jardín del estacionamiento en la entrada de Tehuantepec, y fue precisamente en esa fecha del aniversario 185, de haberse decretado la formación de la Provincia del Istmo, por Decreto del 15 de octubre de 1823, en cuyos dos primeros artículos asienta:

1º. “Se formará una Provincia de la jurisdicción de Acayucan y Tehuantepec llamada Provincia del Ystmo.

2º. La Capital de esta Provincia será Tehuantepec por ahora y mientras se forma una población en el centro del Ystmo en el lugar que designe el Gobierno como más oportuno para aprovechar la navegación al golfo mexicano por el río Hoazacoalco, y la traslación cómoda por caminos carreteros al Puerto más inmediato del “Mar del Sur”.

La escultura de “La Tehuana” del artista mexiquense fue una donación de la asociación “Tehuantepec es mi tierra” A.C de la que fue su presidenta honoraria la extinta Sofía Villanueva de Vázquez, madre del ex alcalde Martín Vásquez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.