Día de los Inocentes ¿broma o religión?

MÉXICO.- Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se debe prestar… Así reza el refrán clásico de hoy, 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes.

A la fecha se usa como parte de una broma, pero en realidad, esta tradición nació de una tragedia, de un hecho que para el catolicismo es atroz y lamentable: la matanza de niños ordenada por Herodes para deshacerse de Jesús, a quien algunos ya consideraban el Mesías.

Sin embargo, de acuerdo con el capítulo Herodes y la matanza de los inocentes, de la serie Misterios de la Biblia, producida por la BBC, el hecho no está absolutamente comprobado, pues el único registro que existe es un breve párrafo en el Evangelio de San Mateo, donde apenas se relata que Herodes ordenó matar a todos los niños menores de dos años en Belén, a modo de asegurar la muerte de Jesús, recién nacido.

Ni siquiera lo documentó Josefo, un historiador judío que registró minuciosamente todas las crueldades cometidas por Herodes I El Grande, con la intensión de denigrarlo. Probablemente, dice el documental, no lo hizo porque el asesinato no fue masivo (se habla que, de haber sucedido, fueron menos de 20 niños los que murieron) y, por tanto, no tan relevante como el resto de las atrocidades del rey.

Herodes fue poderoso y gobernó Judea por más de 30 años. Tuvo un prestigio grande por su habilidad para la arquitectura; construyó palacios tan perfectos que hicieron pensar a los historiadores que era un hombre culto y sabio, por lo que dudaron de que fuera capaz de ordenar el asesinato de niños.

No obstante, menciona el programa de la BBC, esas mismas construcciones revelaban el deplorable estado de ánimo con el que vivía Herodes, pues uno de los palacios está construido en un desierto casi impenetrable, con excavaciones bastante profundas, grandes almacenes de comida e inmensas cisternas de agua, lo que definía su gran inseguridad.

Según los documentos de Josefo, Hedores echaba mano de la violencia cada vez que veía amenazado su trono. Se dice que a los 38 años de edad (en el año 35 a.C.), dio la primera señal de su personalidad atroz y, por supuesto, de que sí pudo ser capaz de la matanza de niños: ordenó que ahogaran a Aristóbulo III, hermano de su segunda esposa y a quien poco tiempo antes había nombrado sumo sacerdote, pero que tenía tanto poder que podía ser rey si los judíos lo apoyaban.

También pidió matar a Mariamna I, su segunda esposa, por conflictos de pareja. De tal forma que si se atrevía a cometer un crimen pasional, con mayor razón lo haría si alguien pretendía su reinado.

Pero la muerte de su mujer le causó una severa crisis sicótica, lo cual debilitó su poderío en Judea. Este hecho provocó que la mamá de Mariamna, Alejandra, mostrara su ambición por el trono y se declarara reina argumentando que Herodes no estaba bien mentalmente como para dirigir el país. En consecuencia, Herodes El Grande la ejecutó.

Más tarde, cuando cumplía 65 años de edad, el rey descubrió que los dos hijos que había procreado con Mariamna estaban planeando arrebatarle el reinado, por lo que también ordenó matarlos. ¿Era o no capaz de acabar con los niños de Belén?

ASÍ SUCEDIÓ

El Evangelio de San Mateo dice que tres sabios (Los Reyes Magos) llegaron desde Oriente a Jerusalén siguiendo una estrella, misma que indicaba que un nuevo Rey de los Judíos había nacido.

La noticia preocupó a Herodes porque veía amenazado su reinado, así que ordenó a los sabios, cuando los recibió en su palacio, que encontraran a Jesús y volvieran para decirle dónde se encontraba e ir a adorarlo, lo que por supuesto fue mentira. Él deseaba saber su paradero para desaparecerlo de la faz de la Tierra y conservar su poder.

Pero cuando los sabios llegaron al palacio de Herodes, éste ya había matado a su segunda esposa, a su cuñado, a su suegra y a sus dos hijos. Así que siguieron su camino hasta encontrar a Jesús y dejarle sus ofrendas (oro, mirra e incienso). Al marcharse de la casa de Jesús fueron avisados en sueños de las intenciones de Herodes, así que regresaron a Oriente por otro camino y María y José partieron hacia Egipto con su hijo.

El Evangelio de San Mateo no dice cuántos niños fueron asesinados; sin embargo, la Iglesia Ortodoxa -según indica el documental de la BBC- señaló que Herodes mató a 14 mil niños; mientras que la Iglesia Siria dice que fueron 64 mil y los autores medievales 144 mil. Pero, en esos tiempos, había menos de 20 niños en Belén, señala el programa.

No hay razones certeras para acusar a Herodes de la matanza de los inocentes, pero su sangre fría hace sospechar.

Fuente: Excélsior

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.