Falso y corrupto reconstrucción en el Istmo: CNTE

Álvaro Morales/ Encuentro Radio

OAXACA DE JUÁREZ.- Como un proceso fraudulento y plagado de corrupción, así catalogó la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) las labores de reconstrucción de las escuelas del Istmo de Tehuantepec que resultaron afectadas tras los terremotos de septiembre pasado y sus réplicas.

El vocero del sindicato, Wilbert Santiago Valdivieso, y también representante de aquella región, afirmó que a cuatro meses del sismo de 8.2 grados que devastó la zona, las autoridades estatales y federales han sido incapaces de dar una cifra exacta de cuántos centros educativos sufrieron daños totales y menos han ejecutado los millonarios recursos que gobiernos de otras entidades de México, de otros países y organizaciones nacionales e internacionales enviaron para ayudar a la región.

En la actualidad, dijo en entrevista con este medio, 600 de las mil 200 escuelas que existen en el Istmo, permanecen cerradas por dos motivos principales: por determinación de los padres y maestros, después de que Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED) se negó a hacer válidos los dictámenes de pérdida total emitidos por el gobierno de Oaxaca o, bien, porque las aulas provisionales o las reparaciones que la Secretaría de Educación Pública (SEP) prometió culminar antes de diciembre, reportan en la actualidad retrasos de hasta 70 por ciento.

“Dicen que no hay recursos (federales) y que mientras no se liberen no se podrá avanzar con la reconstrucción. Las autoridades justifican que sólo tienen recursos para 200 escuelas y entre ellas, varias que sufrieron daños menores”, abundó el dirigente.

Santiago desmintió las cifras dadas el lunes pasado por el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), en el sentido de que el 99 por ciento de las escuelas de la entidad regresaron a clases sin contratiempos, pues solo las 600 que permanecen inhabilitadas en la región que representa equivalen a casi el cinco por ciento del total de planteles.

Lo anterior, sin contar los centros educativos de la zona Mixe, que también sufrieron severos estragos tras los terremotos y los fenómenos hidrometeorológicos que azotaron la entidad.

Asimismo, refirió que el pasado ocho de enero, solamente 163 escuelas istmeñas, que albergan al 30 por ciento del alumnado, optaron por retornar a clases, pero de manera escalonada; es decir, “algunos grupos acuden a clases en la mañana y el resto durante la tarde; esto, para no poder en riesgo la integridad de los niños”, argumentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.