Las “cualidades” de los xhuanas que se perdieron con el tiempo…

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- Si hay un personaje de Tehuantepec que persiste desde la época prehispánica hasta en la actualidad es el llamado xhuana (o principal de llave), cuyas características han ido evolucionando con el paso del tiempo.

El xhuana, después de la conquista y hasta nuestros días, funge como un representante moral y religioso, encargado de la custodia del templo de algún barrio antiguo de la ciudad y con mando para las decisiones tradicionales de cada demarcación.

Su elección, que de un siglo a la fecha se dice que eran nombrados para ocupar el cargo durante un año, se basaba en ciertos requisitos o cualidades que, incluso, eran estipuladas por escrito y firmadas por quien se comprometía a tan distinguido cargo de representación.

De acuerdo al cronista de la ciudad, Rómulo Jiménez Celaya, la selección del xhuana tenía ciertos requerimientos.

Un documento por escrito para el nombramiento de un xhuana de Tehuantepec evidencia las “cualidades” que se le exigía al Principal de llave para ser acreedor al cargo.

El escrito con fecha 6 de enero de 1971, expone lo que era una especie de carta-compromiso por la que el xhuana y el párroco de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús (Catedral) hacían para formalizar la entrega de la iglesia del barrio y las estipulaciones del actuar del Principal de Llave.

“Recomiendo a los vecinos de este barrio, lo reconozcan como tal, con todas las obligaciones y derechos propios de su cargo. Dada la importancia del mismo y de la autoridad que el Principal debe tener con los vecinos de su barrio, es necesario que tenga las siguientes cualidades:

  1. ESTAR BAUTIZADO EN LA IGLESIA CATÓLICA
  2. QUE CUMPLA HABITUALMENTE SUS DEBERES RELIGIOSOS.
  3. QUE ESTÉ VÁLIDA Y LEGÍTIMAMENTE CASADO.
  4. QUE ESTÉ DISPUESTO A SERVIR A SUS HERMANOS DEL BARRIO.
  5. QUE NO SEA UN PECADOR PÚBLICO, ESTO ES: UN AMANCEBADO (VIVIR EN VIDA MARITAL SIN CASARSE), NI UN ADÚLTERO, NI UN EBRIO CONSUETUDINARIO, ETC.
  6. 6.- QUE SEA CONSCIENTE DE LA IMPORTANCIA DE SU COLABORACIÓN EN TODAS LAS ACTIVIDADES PARROQUIALES EN SU BARRIO.

Se desconoce en qué año comenzó a dejarse de utilizar este documento para cada xhuana que iniciara en funciones durante los primeros días de enero.

Actualmente, los xhuanas y sus esposas o madres en algunos casos, solo reciben la llave del templo del barrio al que custodiarán de manos de su antecesor y después de una misa de acción de gracias el 1 de enero.

Los señores Principales de Llave han tenido un peso preponderante entre la sociedad tehuana y las autoridades municipales.

En los últimos años han sido partícipes de eventos políticos y de elección popular, además de escándalos como lo ocurrido en julio de 2017, cuando el xhuana del barrio Laborío trató de impedir una homilía en honor a la imagen de Nuestro Padre Jesús debido a que los organizadores eran de la comunidad gay.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.