Damnificados se endeudan para poder rehacer su casa

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- Para la señora Gloria González, la reconstrucción de su casa afectada por el sismo le ha llevado a endeudarse ante el escaso apoyo oficial del gobierno.

Sobre la calle Colón del barrio San Jerónimo, Gloria comparte la misma angustia que el resto de sus vecinos damificados: lograr construir su vivienda afectada severamente por el terremoto de septiembre lo más pronto posible.

Entre escombros, arena y grava para la construcción, esta damnificada asegura que será dificil volver a tener la comodidad que tenía en su antigua vivienda, pues ahora su nueva casa será más sencilla en el diseño y con acabados más económicos.

“No hay dinero que alcance. Lo que nos prometió el gobierno que nos iba a dar apenas si llegó una parte y no queda de otra que buscarle, conseguir por donde sea porque necesitamos un techo para vivir”, dijo luego de reprochar la falta de compromiso de las autoridades de los tres niveles.

Para poder agilizar los trabajos de reconstrucción, Gloria tuvo que pedir prestado, una situación que la tiene al borde del endeudamiento porque los 120 mil que prometió Sedatu no le ha llegado por completo.

-¿Y cuánto le va a salir reconstruir su casa?- se le pregunta.

-Híjole, no quiero ni hacer cuentas. Ya estoy endrogada por todos lados, – responde

De acuerdo al censo realizado por el gobierno federal, en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec hay un total de 4 mil 437 casas afectadas, sin embargo, con aprobación de los propietarios, bajo “carta de autorización” rubricada con dos testigos, se derruirían más de 400 casas.

Solo en la calle Colón del barrio San Jerónimo unas once viviendas en total serán reconstruidas o rehabilitadas por las afectaciones del terremoto.

De estas, solo dos están siendo reconstruidas con el estilo vernáculo de la zona, respetando el tejado y los ventanales y relieves de las fachadas.

Pero para Gloria, rehacer su casa con este estilo colonial es imposible.

“¿De dónde vamos a sacar el dinero para hacerlo de teja?, con lo que da el gobierno apenas alcanza para una casita sencilla de lámina”, reprochó.

La misma situación la enfrentan sus demás vecinos a la redonda, la mayoría ha tenido que usar sus ahorros o pedir prestado para continuar con los trabajos de reconstrucción.

“Todo lo que teníamos en el banco o estamos usando para pagar albañil y comprar material, porque no podemos seguir viviendo bajo lonas”, dijo María, otras de las damnificadas que asegura “apretarse el cinturón” para poder terminar lo más pronto su casa.

De las poco más de 14 mil viviendas que tendrán que ser demolidas en el Istmo de Tehuantepec, al menos un 40% se estima que son inmuebles con estilo vernáculo, algunas de más de 200 años de antigüedad.

Tanto organizaciones civiles, culturales y gobierno locales, así como exponentes del arte como el maestro Francisco Toledo, han hecho un exhorto al gobierno federal para preservar el estilo arquitectónico del Istmo de Tehuantepec y con ello conservar la identidad inmobiliaria de la región.

Sin embargo, el ejemplo claro de que ese estilo se perderá en muchos municipios se palpa visiblemente en la calle Colón de Tehuantepec.

Una hilera de casas en reconstrucción serán de concreto, con fachadas cuadradas, sin ventanales de hierro ni techos de teja de arcilla.

“Es una lucha que estamos unificando desde varios sectores para preservar nuestro patrimonio arquitectónico, pero el miedo en la gente los ha llevado a demoler lo que se puede rehabilitar y lamentablemente con lo que está dando la federación no se podrá reconstruir el tesoro inmobiliario que muchos heredaron de sus abuelos”, ha señalado  Luis Díaz, director del Patrimonio Edificado de Tehuantepec, uno de los principales defensores de la preservación de las casonas antiguas.

Gloria junto con sus vecinos han dicho que sin apoyos extras, el gobierno ni cualquier agrupación puede venir a decirles que reconstruyan una casa con estilo colonial.

“Suena muy fácil pedir que se rehaga una casa con teja pero en los hechos, cuesta mucho y no tenemos el dinero para hacerlo. Si nos van a dar el material y la mano de obra, con gusto lo hacemos a su antojo”, comentó Gloria entre los escombros de su casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.