Ven shuanas de Tehuantepec un año difícil por templos dañados

Eduardo MARTÍNEZ/ Javier CRUZ

TEHUANTEPEC.- Shuanas de esta ciudad prevén un año complicado para el catolicismo local ante los daños y colapsos que presentan la mayoría de las iglesias de la ciudad a raíz del pasado sismo del 7 de septiembre del año.

Las nuevas autoridades morales de Tehuantepec coinciden en que los daños modificarán durante el año la realización de actividades religiosas como los viernes de cuaresma o la semana santa, debido a que no es posible aun la apertura de los templos dañados.

“Las tradiciones son y seguirán siendo las mismas, lo que se modificará serán quizá los lugares de la realización, ya que en muchos templos no se pueden ingresar por el riesgo estructural que presentan por el momento, en algunos otros los atrios de las iglesias también se dañaron como el de San Jerónimo y San Sebastián” señaló el shuana Emanuel Vega Guzmán, del barrio San Jacinto.

De acuerdo a datos de la dirección del Patrimonio edificado del ayuntamiento tehuano, una docena templos antiguos de la ciudad sufrieron daños considerables, lo que impide que sean abiertos o usados para fines religiosos.

Tras el sismo, las iglesias afectadas fueron apuntaladas por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) pero aun no hay fecha para la rehabilitación de dichos edificaciones religiosas.

Los templos más afectados son los de San Sebastián, Laborío, San Jerónimo, San Jacinto, Santa Cruz Tagolaba, Jalisco y El Cerrito Chicuindi, los cuales se encuentran cerrados a los feligreses.

La medida, además de impedir la realización normal de homilías o tradiciones propias de los barrios, dificulta a los shuanas mantener un cuidado idóneo de los templos, pues son los encargados de su limpieza y seguridad de lo que ahí se resguarda.

“Muchas tradiciones se han visto afectadas desde el terremoto de septiembre. Las fiestas patronales de varios barrios no se realizaron, las misas de los muertos se hacen en los atrios, las posadas se llevaron a cabo afuera y los santos ya no pueden ser adorados por los feligreses, no le pueden llevar flores ni velas”, señalaron varios shuanas de la ciudad durante el evento de Salutación ofrecido por la autoridad municipal.

Para este año también se esperan que las tradiciones sigan limitadas. Las celebraciones religiosas o festivas como el Saa’ guidxi (Fiesta Titular), la cuaresma, o la Semana Santa se verá afectada de acuerdo a los señores shuanas o Principales de llave.

Así luce la iglesia del barrio San Jacinto tras el terremoto. Prácticamente está inutilizable.

 

 

Tradiciones no están en riesgo

Para la shelaxhuana (esposa del shuana) del barrio Santa María, Rosa Figueroa Terán,  ahora más que nunca las festividades se tienen que realizar con mayor énfasis, pues estas celebraciones atraen al turismo y por consiguiente se presenta una derrama económica que impulsa la economía local de Tehuantepec.

Sostuvo que pese a las condiciones de los templos, las tradiciones no están en riesgo, muestra de ello son las actividades de mayordomías y Fiestas Titulares que realizarán algunos barrios de la ciudad.

Tan solo en las Fiestas Titulares realizada por los barrios ribereños de Tehuantepec se llevan a cabo dos días importantes de celebración, el Viernes sa’a y el dxi laani, ambas atraen una considerable presencia de ciudadanos y turistas.

Ante este panorama los xhuanas dejaron en claro que se prevé un año lleno de retos y complicaciones, no obstante, aseguran que sabrán sobrellevar la situación sin que se vean afectadas totalmente las tradiciones de las que son celosos guardianes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.