Náufragos solo llevaban 3 litros de agua y una comida al zarpar

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- La preocupación de los familiares de los tres pescadores desaparecidos en el Golfo de Tehuantepec crece conforme pasan los días.

Y es que además del riesgo del fuerte oleaje y viento que se registra en esa zona del Pacífico, la otra preocupación es la escasa comida y poca agua que llevaron consigo los jóvenes desaparecidos.

Andrés Ventura, padre de Javier, teme que los estragos por la deshidratación comiencen a afectar la salud de su hijo.

“Tenemos fe en que llegarán con bien a tierra. Son jóvenes y fuertes, y aunque pueden estar atemorizados confiamos en que resistirán y serán rescatados”, señaló.

Para el agente municipal de Morro Mazatán, Vicente Jarquín, comunidad a la que pertenecen los tres pescadores, la desesperación por estar a la deriva junto a la necesidades fisiológicas por alimentarse e hidratarse bien pueden complicar la situación de salud de los tres desaparecidos, por lo que urge su localización y rescate.

De acuerdo a reportes, los pescadores Ricardo Mace, de 26 años; Rafael Cortés, de 22 años y Javier Ventura, de 24 años, salieron de la playa de Morro Mazatán la tarde del 22 de enero, con la finalidad de llevar a cabo su trabajo de pesca.
 
Al zarpar solo llevaron consigo 3 litros de agua y una dotación de comida para su cena durante la pesca que creían sería fructífera por solo una noche.
 
Sin embargo, los tres jóvenes no llegaron a la costa. Algunos pescadores de Morro Mazatán confían esperanzados que haya sido el motor lo que causó la deriva y no alguna volcadura de lancha.
 
Los familiares pusieron la alerta la tarde del martes al Ayuntamiento de Tehuantepec y a la Capitanía de Puerto, por lo que la Secretaría de Marina intervino de inmediato con su búsqueda.
 
Los jóvenes buscaban pescar tiburones para comercializarlo y llevar sustento económico a sus familias.
 
De acuerdo a las mediciones náuticas hechas por la Secretaría de Marina, se cree que los pescadores puedan estar a poco más de 200 millas de la costa de Morro Mazatán, equivalente a unos 320 kilómetros, o a unas tres horas si se viajara en coche.
 
Apenas el martes, los tripulantes estaban georeferenciados a unas 105 millas, pero la fuerza del viento los estaría alejando mar adentro, complicando aún más la búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.