Mano negra de Benjamín Robles pudrió a los Servicios de Salud de Oaxaca

Escrito por: Alfredo Martínez de Aguilar

Mucho daño ha hecho a México y Oaxaca la hipocresía de la simulación. Actitud nociva que alcanza su máxima expresión en el grito estentóreo de los corruptos ¡Al ladrón! ¡Al ladrón!, para confundir y proteger sus fechorías.

Ésta y no otra es la postura asumida por el ex senador del PRD, hoy del PT y simpatizante de Morena, Ángel Benjamín Robles Montoya, sobre la prefabricada crísis político-financiera por el saqueo en el sector salud.

¡Qué pronto olvidó el controvertido político que en su calidad de vicegobernador, de hecho, de Gabino Cué su mano negra contribuyó a pudrir la estructura administrativa y sindical de los Servicios de Salud de Oaxaca!.

Enloquecido por la soberbia y la desmedida ambición por ser gobernador de Oaxaca construyó una estructura paralela desde la Oficina de la Gubernatura en diversas dependencias que se convirtieron en sus ‘cajas chicas’.

Apoyó políticamente y financió a organizaciones radicales, como el Frente Popular Revolucionario (FPR), para infiltrarse en el sector salud con el Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales en Salud (STyPS).

Lo mismo hizo con la desaparecida Confederación Nacional de la Productividad y el delincuencial Sindicato Libertad, con la entrega de miles de concesiones de taxis y mototaxis, para utilizarles como grupos de choque.

Hoy critica acremente al Gobernador Alejandro Murat y a sus colaboradores de ineptos, a pesar que como vicegobernador tuvo oportunidad de combatir la corrupción de Gabino Cué y Jorge Castillo que hoy condena.

Nada de extraño tendría que, una vez más, la mano negra de Benjamín esté detrás de la cuna que mece las protestas en la Secretaría de Salud, a través del dirigente de la Subsección 07 del SNTSA en el Hospital General Aurelio Valdivieso, Alberto Vázquez San Germán.

Otro peón del ex senador del PRD hoy del PT y promotor de Manuel Andrés López Obrador y del Movimiento de Regeneración Nacional es el dirigente del Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales en Salud, Saúl Ulises Cortés Maldonado, quien presuntamente incorporó a activistas del FPR como trabajadores.

En su proselitismo electoral, Robles Montoya dijo que los trabajadores del gobierno no deben tener miedo. “Que no se dejen amedrentar por jefes sin escrúpulos. No están ni estarán solos en esta lucha. Nosotros estamos de su lado como siempre lo hemos demostrado con absoluta consistencia” (sic).

Indispensable es que la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental y el Órgano Superior de Fiscalización del Estado, sigan la huella del saqueo e investiguen a los dirigentes sindicales del sector salud.

Juan Díaz Pimentel debe pedir apoyo a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República (PGR).

Y ello ocurre, no obstante que el 8 de febrero de 2017 el senador Benjamín Robles Montoya se sumó al trabajo del Gobernador Alejandro Murat Hinojosa para buscar en unidad el progreso de la entidad oaxaqueña.

En un encuentro institucional inédito, 80 presidentes municipales de diferentes fuerzas políticas encabezados por el senador petista Robles Montoya, acordaron trabajar en unidad con el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Al Encuentro por el Bienestar, Desarrollo y Progreso del estado de Oaxaca acudieron 15 alcaldes del Partido del Trabajo (PT) que han asumido el compromiso de transformar sus municipios de la mano con el también Comisionado Político Nacional de este instituto político; el resto son autoridades que confían en Robles Montoya.

Las autoridades en conjunto con el senador recalcaron el interés de trabajar en una sola ruta, sin rivalidades, por el bien de las familias oaxaqueñas. Reconocieron la apertura del mandatario estatal y le externaron su voto de confianza.

En su intervención los presidentes se comprometieron a aplicar los recursos en los programas de salud, de mejoramiento de infraestructura educativa, de agua potable, de drenaje, de electrificación, pero buscando modificar los indicadores del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), orientados al desarrollo de la familia.

Además destacaron la necesidad de fortalecer el programa “tres por uno” y destinarlos a proyectos que generen desarrollo; crear micro asociaciones públicas privadas para buscar la forma de aprovechar al máximo los recursos.

En tanto, el Ejecutivo reconoció la disposición del senador y de los alcaldes en unir esfuerzos para sacar a Oaxaca del rezago social en el que está hundido a causa de malos gobernantes, por ello, se comprometió a que en la próxima visita del titular del Coneval se puedan hacer realidad estos planteamientos.

“En Palacio de Gobierno me reuní con presidentes municipales y el senador para construir una agenda a favor del desarrollo”, tuiteó al término de la reunión el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

De ahí que no tenga desperdicio la nota del diario Encuentro del pasado miércoles 23 de enero, firmada por Armando Guerra:

“En medio del proceso electoral, el Senador de la República del Partido del Trabajo (PT), Benjamín Robles Montoya, su esposa, Maribel Martínez, y su grupo político, arremetieron contra la administración del Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, por el manejo de las crisis del sector salud, que ha derivado en la no contratación de 2 mil 200 personas que eran contratadas en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) con recursos desviados de Impuestos Sobre la Renta (ISR) y del Fondo de Pensiones que se tenían que enterar al ISSSTE de los integrantes del SNTSA.

Sin embargo, más tardó en cuestionar y arremeter ante los medios de comunicación contra el mandatario estatal -el legislador petista, aspirante a otro cargo de elección popular- que la inmediata defensa que hizo el ex diputado federal, Rosendo Serrano Toledo, a la administración muratista.

Robles Montoya, aseguró en conferencia de prensa, al lado de su esposa, colaboradores y Serrano Toledo, que la crisis que enfrenta el sector salud en Oaxaca, es el reflejo de una crisis de gobierno generalizada en la entidad.

“Quienes llevan más de un año calentando sus escritorios en Palacio, cumplieron el pronóstico: su novatez solo les alcanza para hacer videos, pero no para gobernar. Para gobernar se necesita proyecto, experiencia y un profundo compromiso social con la gente. Y es notorio que en el gabinete de Oaxaca, estos atributos están ausentes por completo”, lanzó en su posicionamiento en tiempos de elecciones.

En defensa de los trabajadores que eran contratados bajos esquemas de desvíos de recursos del SNTSA, Robles Montoya, aseguró que los trabajadores de salud se han atrevido a decir lo que el resto de los trabajadores del gobierno han callado: “casi todas las áreas del gobierno estatal padecen titulares ineptos, inexpertos, nombrados por compromisos y compadrazgos”, y atribuyó esas posiciones al padre del gobernador, al llamarlo “Murat Papá”.

Para matizar, dijo que la ciudadanía en general no merece que continúen los corruptos del sexenio de la administración de Cué Monteagudo, ni sigan en la impunidad. Y por el otro, agregó, que la actual administración se laven las manos culpando a los anteriores de su ineficacia.

“No señores: ambas administraciones tienen ya responsabilidades. Que los de arriba se pongan los pantalones y paguen por su ineficacia. Los de antes y los de ahora, son lo mismo. En los hechos, son lo mismo”, lanzó y para no dejar dudas, ofreció clientelismo electoral:

“Convocamos a las organizaciones y ciudadanos que tengan inquietudes, propuestas y reivindicaciones laborales a sostener encuentros con las fuerzas que integran nuestro movimiento, el movimiento de Andrés Manuel López Obrador. Se trata de fortalecer una postura clara para garantizar los justos derechos de la gente, en contra de los de siempre, de quienes han explotado una y otra vez las arcas públicas para su beneficio”.

“Los explotadores están en Palacio o están en lujosos viajes gastando el dinero de la gente. La ciudadanía no tiene ninguna culpa al respecto. Por el contrario, que se haga el movimiento con el mayor respeto, para que todos, trabajadores y ciudadanos estemos unidos, siempre unidos”, completó en su posicionamiento electoral.

De paso, exigió una auditoría y el inicio de los procedimiento a la actual administración por lo pagos indebidos, en detrimento de los trabajadores y sus pensiones, así como de otras prestaciones a las que tienen derecho.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.