El Son de las naranjas, bailar sin que te toquen las nalgas

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- Tradicional, alegre y cadenciosa. Rítmica. Propia. El son de las Naranjas, singular y exclusiva de una Fiesta Titular de esta ciudad, llegó para ejecutarse únicamente en la celebración anual del barrio Jalisco.

Y es en esta fiesta, la que se celebra este domingo previo al Miércoles de Ceniza, donde se entona y se baila a la vez la pieza única que identifica a la Fiesta Titular de este barrio, situado a orillas del río Tehuantepec.

También llamado guenda guirite cua’na en lengua zapoteca, el Son de las Naranjas representa el fin de la temporada del consumo de la carne y da comienzo a la conmemoración solemne de la cuaresma, de ahí su baile pícaro y risueño.

Ya entrada la fiesta, llega el momento de la ejecución del son. Previamente las naranjas fueron bendecidas en misa y repartidas entre los asistentes al festejo para que llegado el momento anunciado, todos se paren a bailar.

Y así comienza. Hombres y mujeres bailan al compás de la orquesta llevando en una mano la naranja para usarla en el momento en que la música entone el zapateado.

Aunque no hay letra para esta melodía, es el ritmo el que marca la pauta de los pazos y movimiento de los que danzan.

Quienes lo saben, solo esperan usar la naranja como lo marca la tradición. Y así se da. Las notas de mayores ritmos indican que es hora de romper los anteriores pasos para buscar a las personas del mismo sexo en quienes ostentarán golpes traseros con la naranja.

En ese momento se sueltan las risas, las carcajadas y la “defensiva” entre quienes no se dejan ser tocados en las nalgas con la naranja y por quienes intentan tocarlas.

El ritmo continúa y también el relajo. Al final cada quien vuelve con su pareja y reincide la cadencia, menos movida pero igual de alegre hasta que concluye el tradicional son.

Y así con la concurrencia alegre, entre mujeres de atuendos multicolores, propios del traje de tehuana,  y hombres de guayabera blanca, se da por ejecutada el son de las naranjas en el barrio Jalisco, pieza única que le caracteriza y da identidad sobre los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.