Martes Saa, carnaval y fiesta en San Blas Atempa

Edgar CRUZ

SAN BLAS ATEMPA.- Es el único pueblo que celebra su carnaval con fiesta en una enramada, disfraces coloridos y vestimenta de tehuana que alegra la vista de propios y extraños.

“Es el carnaval que se organiza cada año pero son los muxes quienes le dan el tono y la alegría a esta fiesta”, dijo doña Sara, una de las tantas asistentes a estos festejos en la villa san blaseña.

El Martes Saa o Martes de Fiesta, forma parte de las festividades titulares de San Blas Atempa y justo en este día se disfrazan para despedir el consumo de la carne, se divierten y despilfarran los placeres.

“Aquí en San Blas también celebramos como en otras ciudades, con carros alegóricos, con disfraces, pero también con tradición. Estamos celebrando que ya no se podrá hacer fiesta porque viene la Semana Santa y por eso el pueblo está alegre”, dijo Ezequiel Ramírez, habitante de esta villa que ha visto pasar tantos carnavales en el previo al Miércoles de Ceniza.

En esta villa san blaseña la fiesta se extiende y se disfruta. Algunas shelashuanas como Juanita aseguran que el Martes Saa es una de las celebraciones más importantes del pueblo durante todo el año. Forma parte de su Fiesta Titular que al igual que en Tehuantepec tiene un sentido de arraigo con los antiguos zapotecas que celebraban el año nuevo de su calendario solar.

Y es que para muchos san blaseños, en el Martes Saa se baila, se toma, se convive con lo mejor de la música y de las tradiciones que este pueblo comparte con todos los que llegan a celebrar el último día en que, según la tradición católica, se puede degustar de los excesos.

“Todavía mañana Miércoles de Ceniza sigue la fiesta. Es la Lavada de Ollas y el jueves se realiza el recalentado. O sea que aún seguimos de fiesta, de Fiesta Titular aunque hayamos entrado en Cuaresma”, dijo doña Juanita, antigua shelashuana de esta villa.

Para los muxes, es una oportunidad de divertirse y lucir sus vestidos más exóticos y vistosos.

Aunque son presa de las burlas, la diversión para ellos es lo que motiva a seguir organizando y realizando esta celebración.

Las Shelashuanas, esposas de los señores shuanas de San Blas Atempa, se colocan por varias horas en la entrada principal al pueblo para pedir cooperación a los pasajeros y transportistas y cuyo recurso se usa para rehabilitar la iglesia de San Blas Obispo.

 

 

 

Aunque carece de la participación de la gran parte del pueblo, también desfilan mujeres y algunos hombres con máscaras y atuendos sencillos pero coloridos, lo que realza la celebración.

Y así, alegre, festiva y tradicional es como se desarrolla al Martes Saa que año con año esta comunidad realiza como parte de las Fiestas Titulares que da fin a los excesos previo a la Cuaresma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.