El zapoteco, la lengua que muere en Tehuantepec

Edgar Cruz

TEHUANTEPEC.- El zapoteco es la lengua que muere. Mientras en Juchitán los hablantes del zapoteco  disminuyeron en la última década al pasar de 93 mil 38 habitantes a  47 mil hablantes, en Tehuantepec apenas quedan menos de cuatro mil hablantes de una población de 61  mil 872 habitantes, según los censos del Instituto Nacional de Estadística y  Geografía (INEGI)  2015.

Esta ciudad cada vez más se queda si sus hablantes de la lengua materna. La ciudad cuenta con un promedio de 2 %  de personas que hablan el zapoteco como idioma materno y secundario al español.

Aunque nuevamente se han implementado programas de rescate de la lengua materna, la Casa de Cultura ha pretendido generar desde hace 5 años el gusto y el valor hacia el zapoteco con talleres de aprendizaje y eventos relacionados.

Y es que según datos del INEGI, contrario a lo que se cree, en el Istmo hay una decadencia en el idioma zapoteco sin que los gobiernos locales intervengan para su rescate.

En Ixtepec existen cerca de cinco mil hablantes del zapoteco de un total de 26 mil 450 habitantes. Chihuitán y Salina Cruz prácticamente han perdido el uso de su lengua madre.

La capital del Istmo, Tehuantepec, es la muestra clara de la pérdida del dialecto zapoteca pese a tener municipios con alta población con uso del dialecto como San Blas Atempa, donde casi el 70 % de sus habitantes lo utilizan.

La Casa de Cultura de la ciudad ha realizado en diversos periodos talleres de zapoteco para niños y jóvenes con el fin de que aprendieran la lengua madre de los tehuanos.

Otras lenguas en extinción

En el Istmo, el panorama de las lenguas autóctonas en proceso de extinción abarca dialectos como el de los zoques y chontales con menos del 6 % de su población, que de perderse también morirá parte esencial de su cultura.

La lengua madre de los zoques y chontales está en riesgo de extinción si no se crean mecanismos de rescate y uso del dialecto autóctono, ha advertido la Unidad Regional de Culturas Populares e Indígenas.

Para los defensores de las lengua autóctonas, los tres niveles de gobierno no han aplicado de forma eficiente proyectos que busquen rescatar la formación del dialecto zoque y chontal que en más de un 90% de su población ha dejado de hablar.

De las 6 etnias que tiene el Istmo de Tehuantepec, 2 de ellas han perdido la gran riqueza cultural que sustenta toda cultura: su habla nativa.

Tan solo en el municipio de San Miguel Chimalapa la lengua chontal está casi en extinción y por ello se ha buscado a través de programas de rescate conservar mediante la música o textos, la gran riqueza dialéctica de los chimalapeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.