Traje de tehuana, diseños que están en extinción

Javier CRUZ

TEHUANTEPEC.- La moda en los trajes de tehuana se apagó a la mitad del siglo XX y desde entonces, las mujeres pasaron de la cotidianidad para usar la vestimenta a la ocasión en el uso del huipil y la enagua.

Las tehuanas dejaron de vestir como antes, y dejaron también en el olvido el estilo y las tendencias de una moda que cautivó a extraños.

En la evolución del traje de tehuana, muchas mujeres hicieron de los estilos sus propios diseños para relucir la creatividad y la belleza de los textiles.

Hoy hay riesgo de extinción de algunos diseños.

Los trajes de listón prácticamente han caído en el desuso local. Los vestidos de enredo de color azul ya fenecieron en su uso y su confección típica.

A principios del Siglo XX así vestían cotidianamente las niñas y jóvenes de Tehuantepec.

La pérdida más considerable ha sido en el uso y fabricación del mantón de Manila, que en la actualidad se calcula menos de 20 prendas existentes en la ciudad.

El glamour de los trajes de tehuana terminó con las nuevas confecciones que han roto los estilos típicos de esa vestimenta.

Para el diseñador Gilberto Martínez Fabián, fueron 5 estilos que trascendieron en la evolución del traje de tehuana.

Primeramente fue el de listón, donde listones de colores adornaban el huipil y la enagua de las mujeres. No había trajes bordados.

El de galón, con telas importadas de Inglaterra que entre sus tejidos mantenían diseños dorados de flores que resaltaban la vistosidad del traje con sus respectivas tiras de lentejuelas.

El de costura, cuando en la segunda década del siglo XX arribaron las máquinas de coser y se creó este estilo aún vigente entre las tehuanas.

El de tejido, donde los hilos de colores daban formas a las flores a través de una aguja de gancho que hasta la fecha sigue siendo lo más económico en cuanto a los trajes de gala se refiere.

Finalmente, el bordado, donde la precisión de las agujas de costura realzan el degradado colorido de las flores que bañan el traje de tehuana.

Los trajes de luto también han decaído en su uso. Las mujeres de la actualidad ya no confeccionan sus vestimentas para llevar el duelo como hace un siglo lo mantenían muchas de las dolientes.

La falda de enredo en color azul es ya inexistente. Su teñido era a base de elementos naturales como el añil y caracol.

Aunque los trajes de novia siguen confeccionándose, la moda ha cambiado con mezclas de modernidad y tendencias de otros diseños importados.

Martínez Fabián sostiene que por la falta de uso, los trajes podrían llegar a desaparecer, sobre todo en aquellos estilos donde la mujer local le ha restado importancia.

Los tápalos, similares a los rebozos, han decaído tanto en su uso y confección. Actualmente el costo de esta prenda indispensable en la mujer tehuana es de 5 mil pesos o más, por el bordado y fabricación de los flecos de seda.

El mantón de Manila, usado en España, ya no suelen confeccionarse en esta ciudad. Las mujeres ya no los usan ni mucho menos lo compran. Su costo también es elevado, más de 6 mil pesos de acuerdo a la calidad de la tela y el bordado.

El rescate de la moda en los trajes de tehuana es un compromiso que diseñadores como Gilberto se han puesto para evitar la extinción de esta vestimenta.

Un traje de tehuana de “tejido” llega a costar entre 7 mil y 11 mil 500 pesos, mientras que los “bordados” superan los 16 mil pesos.

Las nuevas tendencias en su confección como los huipiles escotados o los pasalistones en el olán han degradado la originalidad del traje.

Desde 1929, el bordado dejó de ser una moda pues para 1950 no existían nuevas tendencias en el traje que ahora están en riesgo de extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.