Comuneros de Unión Hidalgo se amparan contra parque eólico

Despertar de Oaxaca

UNIÓN HIDALGO.- Comuneros de Unión Hidalgo, perteneciente a la región del Istmo de Tehuantepec, denunciaron que la Secretaría de Energía (Sener) del gobierno federal, a través de la Dirección General de Impacto Social y Ocupación Superficial, pretende violentar el derecho de la comunidad a la consulta previa, libre e informada, sobre el proyecto de un parque eólico de la empresa Eólica de Oaxaca S. A. P. I. de C. V., filial de la transnacional francesa Electricité de Francé a pesar de que no existen condiciones sociales adecuadas y su implementación afectaría una tercera parte del territorio de esta población.

Ante esta situación, la comunidad zapoteca de Unión Hidalgo presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y promovió un juicio de amparo ante el Juzgado de Distrito de Salina Cruz por diversas violaciones a sus derechos colectivos respecto a la consulta forzada que se pretende realizar, sin un previo consentimiento, libre e informado.

Elena Villafuerte, representante del Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales A. C. (Prodesc), en entrevista, señaló que autoridades de los tres órdenes de gobierno convocaron a la primera asamblea de consulta que se realizó en la comunidad este 11 de abril, la cual sería para tomar acuerdos previos, sin embargo, dijo que el protocolo propuesto por la Sener para llevar a cabo el proceso de consulta no reconoce los derechos comunales de Unión Hidalgo que ya cuenta con medidas cautelares otorgadas por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca desde 2013, por la situación de riesgo a nivel comunitario en la defensa de su tierra y territorio, ni contempla ningún tipo de medida para garantizar el libre y pleno ejercicio de los derechos humanos de la comunidad.

Explicó que desde el año pasado la Comisión Reguladora de Energía (CRE), otorgó un permiso a la empresa eólica de Francia para poder generar electricidad ya en este año, lo que marca que no será una consulta previa dado que ya hay permisos entregados ni estos se presentan de buena fe, como tampoco representa una consulta libre por el riesgo de seguridad en la población.

Señaló que la Sener pretende realizar el proceso de consulta en medio de la coyuntura de la reconstrucción de Unión Hidalgo, donde pobladores y la asamblea de comuneros han manifestado que para ellos es una prioridad regresar a las condiciones de normalidad antes de los terremotos de septiembre del año pasado, ya que de un total de viviendas, al menos un 70 por ciento se encuentran dañadas y un aproximado de 300 viviendas familiares se desplomaron completamente.

Es que a pesar de que Unión Hidalgo fue incluida en la declaratoria de emergencia del gobierno de Oaxaca, hasta el momento persisten serias necesidades en materia de salud, vivienda, infraestructura social y servicios básicos que no han sido solventadas y ha prevalecido la entrega irregular de los apoyos correspondientes, por tanto, las condiciones en que pretenden efectuar dicho proceso no garantizan la efectividad del derecho a la consulta de esta comunidad zapoteca, señaló.

“Las prioridades de desarrollo de la comunidad están centradas en el proceso de reconstrucción, labor que no tendría que estar condicionada a la entrada de un parque eólico, ni a que empresas privadas asuman obligaciones del Estado mexicano”, añadió.

La representante de Prodesc detalló que desde el mes de junio del año pasado, se conformó un comité técnico interinstitucional para diseñar todo el proceso de consulta en Unión Hidalgo, el cual está integrado por la Sener, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable, la Secretaría de Asuntos Indígenas del gobierno del estado y la autoridad municipal de Unión Hidalgo.

Enfatizó que ante el inicio del proceso electoral federal, local y municipal, aumenta el riesgo de violencia y confrontaciones en la comunidad, y de acuerdo con los comuneros, existe un conflicto de intereses ya que el munícipe Wilson Sánchez Chevez está buscando la aceptación de la propuesta de Electricité de Francé y al mismo tiempo pretende reelegirse en las elecciones del próximo 1 de julio, por lo que no puede fungir como juez y parte dentro del proceso de consulta.

Aunado a que de acuerdo con las tradiciones de Unión Hidalgo en el mes de abril inician la celebración de las velas en donde mujeres y hombres brindan honores a sus santos y familias, consideradas como una tradición única en Oaxaca, y la consulta forzada en esta fecha viene a ser culturalmente inaceptable para la comunidad.

Refirió que todo ello representa una serie de violaciones a los convenios y estándares internacionales que el gobierno federal está obligado a cumplir, especialmente el convenio 169 de la Oficina Internacional del Trabajo, respecto del derecho a la consulta, donde se establece que la obligación de garantizar la realización de consultas adecuadas recae en los gobiernos y no en personas o empresas privadas y dicho ejercicio debe efectuarse con los pueblos o comunidades indígenas que podrían verse afectados en el ejercicio de sus derechos colectivos al llevarse a la práctica la medida propuesta.

“Los comuneros no se están negando a ser consultados, pero si su postura es que este no es el momento para llevar a cabo el proceso, por el contexto local que está muy difícil, las autoridades estás incumpliendo con su obligación constitucional e internacional de garantizar el libre y pleno ejercicio de los derechos humanos de la comunidad y para la comunidad es una prioridad concluir primero con la reconstrucción tras los sismos del mes de septiembre del 2017”, puntualizó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.