Albañiles de Tehuantepec celebran su día laborando bajo 37 grados

Eduardo MARTINEZ

TEHUANTEPEC.- Para los albañiles de esta ciudad el festejo puede esperar para el fin de semana, pues tras los recientes acontecimientos telúricos la demanda laboral ha incrementado, sin embargo en este día como cada año en las construcciones de la ciudad fueron colocadas las cruces de madera con flores tradicionales que acostumbran a colocar cada tres de mayo, día de la Santa Cruz, como señal de protección.

Para Abel Ortiz Sarabia, albañil de la villa de San Blas Atempa este día marca una celebración, pero también es un día de agradecimiento a la Santa Cruz, por ello acostumbran a realizar a mano su propia cruz con los restos de maderas de la construcción para colocarla en la parte más alta de la construcción, orar y pedir protección, pues asegura la albañilería es uno de los trabajos más difíciles que existe.

Abel Sarabia, cuenta con más de 20 años trabajando como albañil, en su trayectoria ha construido casas y departamentos, pero también ha remodelado capillas y dado mantenimiento a casonas antiguas del Istmo.

El albañil refiere que el trabajo es extremadamente difícil pues aparte de manejar y cargar en el lomo materiales pesados, como cemento, block, tablas y fierros pesados, otro de los factores agobiantes es el intenso calor que predomina en la región del Istmo, en ocasiones, aseguró, han trabajado bajo temperaturas de hasta 43 grados.

“tenemos que trabajar así el sol este al máximo, esta es nuestra forma de ganarnos el dinero para llevar el sustento a nuestras familias, si no trabajamos no tenemos ingresos para llevar a nuestras casas” sostuvo el albañil Abel.

Actualmente y tras el pasado sismo del 7 de septiembre del 2017, Ortiz Sarabia, señaló que la demanda ha incrementado casi al 100% pues muchas familias perdieron sus casas tras el devastador movimiento telúrico.

Esta demanda obliga a los albañiles a reconstruir los hogares en el menor tiempo posible, pero manteniendo los estándares de calidad en construcción para que los hogares tengan un buen cimiento, buena construcción y acabados que les permita vivir en un hogar seguro y de calidad.

Para la reconstrucción de un hogar el tiempo estimado es de dos a tres semanas o más dependiendo el tamaño a construirse, sin embargo ante el incremento de la demanda de albañiles tratan de hacer los hogares bien pero en menor tiempo para seguir con otra casa y así acelerar la reconstrucción no solo de Tehuantepec sino del Istmo.

Actualmente los precios de los albañiles también han aumentado pues de 200 que cobraban por día ahora “los maestros” han pasado a cobrar 400 por día, mientras que el peón gana 250 por día, en una jornada laboral de 8 de la mañana a 5 de la tarde.

Sin embargo los albañiles también se han adaptado a los presupuestos de las familias del Istmo, a manera de apoyo para la reconstrucción de los hogares.

“muchas de las familias nos piden que ya comencemos con la construcción de sus hogares, pues uno de los miedos de ahora es que ya viene el temporal de lluvias y necesitan tener un techo donde refugiarse de las inclemencias del tiempo”.

Por ello los albañiles han aumentado los precios de sus servicios, pues consideran que el desgaste físico es mayor, sin embargo dan gracias a la Santa Cruz por tener trabajo durante todo el año y así poder llevar el sustento a sus familiares para que estos salgan adelante, tengan el pan de cada día y lleven una vida digna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.