Cuesta, al menos, 40 mil pesos vestirse de Tehuana

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- Para vestirse de tehuana, como dice el fotógrafo mexicano Diego Huerta, hay que sentirse como tehuana. Altivas, imponentes, presumidas, orgullosas y siempre sonrientes con ojos que deslumbran y seducen, son las características que llevan consigo esas mujeres zapotecas cuando portan su traje de flores y encajes almidonados.

Y son sus trajes, variantes y vívidos de colores, los que le dan el porte de mujer dominante a las mujeres que dicen, mandan en la tierra del fuego, en Guisii.

Las tehuanas, a diferencia de otras mujeres zapotecas del Istmo, saben el costoso esfuerzo que tiene el portar un traje de gala en las velas y las fiestas patronales de su pueblo.

Vestirse estrictamente de tehuana, con todos los accesorios que la componen, puede costar al menos unos 40 mil pesos.

La indumentaria de la mujer tehuana, mal llamado traje regional, es considerado la vestimenta étnica más cara del estado de Oaxaca, incluso de todo el país.

El diseñador y director de la casa de modas Dxi Lanni, Gilberto Martínez Fabián, ha señalado que para las Velas del Istmo y fiestas patronales, particularmente de Tehuantepec, se confeccionaban los mejores trajes y se portaba el mejor oro como muestra de la galanura que sólo una mujer zapoteca puede tener en la festividad de su pueblo.

Y esa galanura se sigue ostentando en las fiestas tradicionales de la ciudad que exalta la belleza del traje, la originalidad de las prendas y el porte de las mujeres en su andar por la fiesta.

Confección y costo

Un traje de Tehuana se conforma de su huipil y su enagua de bordado, cuyo costo puede llegar a los 18 mil pesos, dependiendo del tipo de material a usarse, pero principalmente, el que se confecciona con tela de terciopelo.

Las trenzas de bola cuestan alrededor de 100 pesos; el refajo y la enagua tienen un valor en conjunto de hasta mil pesos; las zapatillas, 500 pesos; los accesorios para el peinado otros 200 pesos y la mascada de seda puede costar entre 100 y 250 pesos. Todos estos elementos también conforman la galanura del traje de Tehuana.

Los accesorios más caros sin duda son las prendas de oro. Pero actualmente las mujeres portal imitaciones de alhajas por el alto costo que representa poder adquirirlos. Así, entre el hogador y dorsal, el precio a pagar en un producto de fantasía es de hasta 3 mil pesos, además de los aretes en moneda.

Por el semanario y el pulso, se invierten cerca 1 200 pesos en esta serie de prendas que hacen relucir el brazo de la mujer zapoteca.

La inversión incrementa hasta 200 mil pesos más si se compran las alhajas en oro puro con monedas de hasta centenario.

El broche de imitación de oro de la trenza de bola puede costar hasta 600 pesos, dependiendo del diseño y el tamaño. Pero su valor en oro real puede salir en más de 6 mil pesos la pieza.

Finalmente, el huipil grande de fleco de gusanillo (bañado en oro) y colocado como un abrigo del pecho, espalda y los hombros, tiene un costo de 15 mil pesos debido al precio elevado de de los hilos en oro y la confección del mismo.

Martínez Fabián señaló que las tehuanas han sido muy celosas de sus trajes y muy acatadas de portar con originalidad y apegado a las costumbres el majestuoso vestido que le es homónimo.

En fiestas patronales y velas elegantes como La Sandunga, las mujeres portan con orgullo sus prendas y sus trajes, que las hace únicas pese al parecido de la vestimenta del resto de las mujeres del Istmo.

El traje de Tehuana es el mismo que portan las juchitecas, las ixtepecanas y las blaseñas, sólo algunos detalles en el diseño de las flores y el olán que llevan hace la diferencia entre esta indumentaria bella y exótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.