Terminan escuelas del Istmo ciclo escolar ‘pausado’ por el terremoto

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- Miles de alumnos en la entidad concluyeron sus estudios de nivel básico al finalizar el ciclo escolar 2017-2018, con pérdidas de clases de hasta por 90 días debido al sismo del 7 de septiembre que afectó a cientos de escuelas de la entidad, aunado a las protestas de maestros de la Sección 22 de la CNTE.

En el Istmo de Tehuantepec, unos 155 mil alumnos concluyeron sus estudios básicos de educación tras un año escolar difícil para docentes, alumnos y padres de familia que tuvieron que sortear las condiciones alternas después del sismo.

De acuerdo a la Secretaría de Educación Pública, en Oaxaca unas 2 mil 965 escuelas se vieron afectadas total o parcialmente por el terremoto de 8.2 grados que sacudió a buena parte de la entidad el 7 de septiembre pasado.

Sobre los planteles que necesitan reconstrucción total, Oaxaca tuvo 267 inmuebles registrados, sin embargo, a finales de septiembre la SEP junto con el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) determinaron construir 367 salones temporales para atender unos 137 mil 787 alumnos que se vieron afectados por los daños en sus escuelas.

No obstante, ni todas las aulas temporales prometidas fueron construidas ni todas las escuelas afectadas han sido rehabilitadas para su uso después del terremoto.

Los casos más emblemáticos son las escuelas primarias “Benito Juárez” y “Juana C. Romero” del centro de Tehuantepec que hasta la fecha esperan un dictamen oficial para saber si las instalaciones son del todo aptas para su uso.

Aun con ello, las clausuras del ciclo escolar y las despedidas de las generaciones de alumnos del último grado de estudios no faltaron. Los gastos para esta actividad escolar fueron elevados, sobre todo para los niveles primaria, secundaria y preparatoria en donde algunos colegios llegaron a realizar ceremonias privadas con bailes y banquete incluido.

Costosa graduación

Los costos de la graduación de los hijos desgastaron los bolsillos de los padres de familia quienes en último momento deciden recurrir a préstamos, empeños o deudas de considerable valor para ver a sus hijos egresar de los diferentes colegios.

Según la oficina local de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), los gastos se concentraron prácticamente en la ropa del vals, la comida, el anillo de graduación, las fotografías oficiales y si hubo la oportunidad, el festejo en un salón de fiestas, con mesas comparadas previamente.

Varios padres de familia aseguraron que durante los primeros días de julio dieron el último “estirón” de la cartera para ver egresar a sus pupilos de algún nivel de estudios.

Para los padres de hijos de nivel básico escolar, la graduación de un alumno llegó a costar hasta 4 mil pesos, sólo para la ropa de los egresados que bailaron su vals de despedida, los zapatos, el peinado para las niñas y la celebración, donde acudieron familiares y amigos.

Los gastos más fuertes fueron para los que cursan las escuelas particulares ya que en la mayoría de estos colegios se organizaron cena-bailes para celebrar con los egresados su fin de cursos.

La mesa para 10 personas de una conocida preparatoria de la ciudad salió en 2 mil pesos con derecho a la cena. Algunos otros colegios pidieron el aporte del grupo musical y el pago de las fotografías oficiales, sin considerar el costo de los documentos que tendrán que pagar los padres para poder inscribir a sus hijos en la Universidad.

Matías Gutiérrez, padre de familia de un preparatoriano señaló que la graduación de su hijo ha ido creciendo en costos conforme va escalando de nivel educativo.

Por la salida de la prepa, el orgulloso padre tuvo que desembolsar 6 mil 500 pesos entre ropa nueva para la familia, el egresado, la mesa del banquete y los pagos administrativos de su hijo.

Pero el costo más fuerte sin duda es el de la universidad. La señora María Esther Alvarado, dijo que la graduación de su hijo salió más de 5 mil pesos y lo que falta con el pago del título y documentos oficiales.

La oficina local de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) destacó que los gastos de clausura no deben ser condicionados por la escuela para que les sean entregados los documentos a los alumnos, pero que en caso contrario, deberá ser reportado ante las instancias escolares para su consideración.

 

En Tehuantepec, poco más de 45 escuelas, desde el preescolar hasta el nivel superior, concluyeron sus actividades escolares desde mediados de junio hasta el día de ayer con la clausura oficial del ciclo escolar 2017-2018 y cuyo reinicio de clases, para el nivel básico será el 20 de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.