Con fiesta y devoción, celebran tehuanos a Santo Domingo de Guzmán

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.-En el pueblo más antiguo del Istmo, la tradición se hizo presente. Decenas de personas abarrotaron la catedral de la ciudad para ser testimonio de la celebración religiosa al patrono de los tehuanos, Santo Domingo de Guzmán.

Con los repiques a misa, llegaron los invitados a este conmemoración litúrgica. La alcaldesa Yesenia Nolasco, mayordoma de la festividad, arribó con su esposo en quienes recayó la organización del festejo por segunda ocasión consecutiva.

También llegaron algunos regidores y directivos del ayuntamiento, shuanas actuales y pasado así como los distintos mayordomos de las festividades que en la ciudad existen a lo largo del año.

Sonaron las campanas y los tehuanos, siempre fieles a sus costumbres, llegaron con su vestimenta típica para homenajear a su santo patrón.

Todos los presentes supieron cumplir con la tradición que desde siempre se realiza para la celebración de un santo, su día y la de los creyentes.

A la misa llegó la virtual presidenta municipal electa, Vilma Martínez, acompañada de su esposo Raciel Cabrera, los regidores electos y una comitiva encabezada por shuanas pasados y mayordomos. Saludó a los invitados, a los mayordomos y presenció la conmemoración religiosa.

En esta ocasión, la próxima autoridad municipal no estuvo al frente junto con los mayordomos actuales como ha sucedido en otras transiciones de mayordomía cercano al cambio de poder municipal.

En la homilía, el rector de la Catedral y párroco de Santo Domingo llamó a los fieles a ser compartidos y a dar más por aquellos que queremos y a quienes no queremos.

Una misa con mensaje alentador para los gobernantes y políticos, para los tehuanos radicados aquí y lejos de esta tierra de sones inmortales.

La banda Guisii armonizó la liturgia del día. Era la conmemoración del pueblo porque el Santo patrono estaba de fiesta.

Y como es tradición, la procesión de Santo Domingo de Guzmán se hizo pese al calor sofocante del mediodía.

Los shuanas actuales, encargados del cuidado de los templos antiguos de la ciudad, llevaron en sus hombros al patrono para que bendijera a su pueblo que desde hace siglos lo cuida y lo festeja.

Así salió la imagen bajo los hombros de las autoridades morales de la ciudad y del mayordomo actual, encabezado por una banda de música de viento que tocaba marchas y cánticos religiosos.

Al recorrido secundaron la alcaldesa Yesenia Nolasco junto con la reina Sandunga 2018. También iban los feligreses y mayordomos actuales y pasado.

Santo Domingo pasó por las calles del Centro Histórico, surcó el barrio San Sebastián, cruzó la plaza principal donde yace el mercado y el parque, y solemne, pasó junto al palacio municipal donde laboran las autoridades de este pueblo.

Las mujeres también le acompañaron con vivas y porras. La algarabía se hacía presente para honrar al patrono de los tehuanos,  ¡Que viva Santo Domingo! gritaban las integrantes de la parroquia del centro, mientras la imagen del santo recorría el Centro Histórico.

El recorrido terminó donde comenzó, en la Catedral de la ciudad con varios repiques de campanas y el estallido conjunto de los cohetes que mostraban con sonidos, que el pueblo estaba de fiesta.

La comitiva de los mayordomos se trasladó al festejo, en la explanada municipal. Ahí comenzó la otra tradición, la de los sones y alegría de los tehuanos. De sus fiestas, diversión y bullicio, pero también de los excesos por el alcohol y el derroche por otros vicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.