Incumple Gobierno del Estado con la reconstrucción de hospital en Juchitán

Francisco Vásquez/ Diario Despertar

JUCHITÁN.- Trabajadores sindicalizados del Hospital General Macedonio Benítez Fuentes de Juchitán de Zaragoza, en la región del Istmo de Tehuantepec, denunciaron que a casi un año del terremoto de 8.2 grados que colapsó las instalaciones, persiste el abandono de las autoridades ya que continúan laborando en espacios provisionales y con una grave escasez de equipamiento, medicinas e insumos.

La delegada sindical Yolanda Sánchez Ulloa dijo que actualmente las condiciones en que labora el hospital son precarias y deplorables, pues la reconstrucción de las instalaciones no registra avances importantes lo que imposibilita brindar una atención digna a la población.

Afirmó que el gobierno del estado incumplió con la entrega de los trabajos de reconstrucción del nosocomio para este 15 de agosto, tal como lo había anunciado, por lo que mediante acuerdo de la base trabajadora se determinó exigir la intervención inmediata de las autoridades de los tres niveles de gobierno para hacer frente a esta problemática.

Explicó que actualmente el hospital funciona con 15 camas para atender a una población de más de 100 mil habitantes, tan sólo de Juchitán, por lo que la situación se complica cada vez más, pues se encuentran rebasados ante la gran demanda social.

Fue directa al señalar que los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) han cometido negligencia administrativa por tener en el abandono a la unidad médica provisional que durante los últimos meses ha brindado un pésimo servicio debido a las múltiples carencias.

Dijo que la falta de equipo médico, personal e insumos, se tenía desde antes del sismo del año pasado, sin embargo las carencias han empeorado, pues los familiares de los pacientes tienen que comprar hasta la ropa quirúrgica y los pasillos se han vuelto intransitables.

Sánchez Ulloa pidió al gobierno estatal y federal apresurar la entrega del nuevo hospital, el cual debe satisfacer las necesidades de equipamiento para evitar desgracias como muertes por negligencia, causadas en su mayoría por la indolencia de las autoridades.

Agregó que además de atender al municipio de Juchitán de Zaragoza, el hospital general brinda servicio a Unión Hidalgo, Ixhuatán, Matias Romero y Tapanatepec, lo cual agrava más la crisis que padece.

También exigieron la salida inmediata del director interino y del administrador del hospital a quien acusaron de ausentarse de manera continua de su centro de trabajo, así como la nula gestión ante las autoridades.

Reprocharon que el jefe de la jurisdicción sanitaria número 2, Daniel López Regalado, no ha procurado por la vigilancia y cuidado de los pacientes con patologías crónicas, quienes tienen que ser trasladados a otros hospitales para recibir atención médica especializada, y debido a su irresponsabilidad muchos han sido rechazados.

Informó que desde enero a la fecha se han atendido a 900 pacientes de urgencia, 156 partos y practicado 321 cesáreas.

Hicieron un llamado a los SSO a no seguir vulnerando el derecho a la salud de los habitantes en la región del Istmo y se cubra a la brevedad la plantilla de personal médico, principalmente cirujanos, dermatólogos, pediatras, ginecólogos con la entrega del nuevo hospital.

“La gran parte de responsabilidad recae en los SSO, pues no le han tomado la importancia que merece, nos ha traído consecuencias, pues el personal se encuentra laborando bajo protesta con la esperanza de que los gobiernos asuman su responsabilidad”, acusó.

Por otra parte, finalizaron diciendo que la base trabajadora asumirá su compromiso de trabajar de manera responsable y eficaz para atender a la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.