Cápsula del Tiempo, diseñada para resguardar tesoros por cien años

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- No es cualquier caja, su diseño en aluminio le permitirá resguardar más de 60 piezas diversas durante cien años en lo que será la primera Cápsula del Tiempo de Tehuantepec.

La constitución de la ‘cápsula’ está hecha de aluminio inoxidable cuyo interior estará forrado de bloques de unicel y papel secante de celulosa que impedirá el menor paso de la humedad durante un siglo.

Mide 80 centímetros por 80 cm y tiene un grosor de 30o milímetro. Pesa 8 kilogramos pero al momento de la inmersión tendrá una densidad de hasta 30 kilos por los objetos en su interior.

Luis Díaz Jiménez, director del Patrimonio Edificado del ayuntamiento de Tehuantepec, señaló que este proyecto ideado por él, permitirá resguardar con el mayor cuidado los documentos, fotografías y objetos que serán guardados por un siglo en un memorial dedicado a las víctimas del terremoto del 7 de septiembre de 2017.

“Se trata de crear una memoria de lo que somos y que dentro de cien años habremos sido tras el paso de un terremoto de magnitud 8.2 grados que desgarró a nuestra región y a nuestra ciudad”, señaló.

En su interior, la cápsula tendrá 150 fotografías diversas de la arquitectura actual de Tehuantepec, de las tradiciones y costumbres, de la vestimenta típica actual de sus mujeres y hombres así como de ciertos aspectos de la cotidianidad tehuana.

También se guardarán libros de autores tehuanos como el de Julia Astrid Suárez, quien escribió la primera biografía de Juana C. Romero, además de textos históricos de Mario Mecott y Rómulo Jiménez Celaya, este último cronista de la ciudad, quien contribuyó con anecdotarios de la sociedad tehuana.

La Cápsula tendrá también dos obras pintadas a mano por los artistas Julín Contreras y Javier Coronel, recetas de la cocina tehuana, discos de música y partituras de los sones istmeños, adempas de un par de huaraches de cuero, un pantalón y una camisa de manta que usaban los tehuanos, y una pieza de barrio del “tanguyú”, antiguo juguete de niñas de la localidad.

También se guardará monedas y billetes de la actualidad y un testimonial escrito sobre la tragedia del terremoto del 7/S.

Todos estos objetos serán cubiertos y adaptados para que su durabilidad llegue hasta el 2118, año en que deberá ser abierta la cápsula, según lo establecido por los organizadores.

“Vamos a fotocopiar en calidad láser los textos que nos donaron en un papel secante de celulosa para que exista un soporte en caso de que el original se degrade o se afecte en el lapso de un siglo. Ambos textos, el original y la fotocopia serán guardados en cajas de poliestireno que impiden la entrada de luz, moho, polvo y humedad”, señaló Luis Jiménez.

Cajas, folders, sobres y hasta papeles en calidad especial que permite la conservación de los objetos serán usados para “forrar” o introducir los ‘tesoros’ que tendrá esta Cápsula del Tiempo.

Las fotografías, por ejemplo, serán guardadas en un sobre maylar cuyo material evita el paso de la humedad y a su vez serán introducidas en una caja de poliestireno  color negro que impide el paso de la luz, agua y quizá, agua.

La Cápsula será sellada un par de horas antes con soldadura de aluminio y tendrá un método de aspiración de aire para dejar el interior libre de contaminantes o bacterias.

Luis Díaz agradeció a quienes donaron sus obras, talento, tiempo y objetos de valor para las nuevas generaciones que dentro de cien años podrán conocer como un tesoro invaluable de la sociedad tehuana.

La ceremonia de inmersión de la Cápsula del Tiempo será este viernes 7 de septiembre a las 21: 00 horas en el parque central de Tehuantepec, justo en el aniversario del terremoto de 8.2 grados que dejó 82 muertos en la región del Istmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.