Impera opacidad en destino de recursos para reconstrucción de escuelas: IMCO

Francisco Vásquez/ Diario Despertar

Mediante un comunicado, el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) señaló que a un año de los sismos de septiembre de 2017 sólo se percibe desorganización y desafíos administrativos en la reconstrucción de escuelas, resultado de la incapacidad de las autoridades para hacer frente a la emergencia en el sector.

Agregaron que se mantienen errores e inconsistencias en la información disponible sobre el avance de la reconstrucción, así como problemas para comprobar el destino y uso de recursos en cada plantel afectado, además de que el nuevo gobierno federal hereda un desafío enorme en materia de reconstrucción.

“Se requiere dimensionar el reto, auditar las acciones y garantizar los recursos para completar el esfuerzo de reconstrucción escolar, porque a un año de los sismos las autoridades encargadas de la reconstrucción de escuelas no han podido garantizar la normalidad escolar”, puntualizan.

“Persisten preocupaciones importantes, no hay una base de datos confiable que consolide los padrones de escuelas afectadas y fuentes de fondeo para la reconstrucción, asimismo, no existe información clara sobre los avances de obra y los recursos ejecutados”, refieren.

Otro grave problema, indicaron, es que no se sabe cuántos niños y jóvenes no tienen acceso a educación, cuántos siguen en planteles temporales y cuántos han podido ya regresar a sus instalaciones.

Añaden que, a lo largo del último semestre, el IMCO ha trabajado con las autoridades educativas federales para poder consolidar, revisar y depurar los datos con inconsistencias y errores, pero a pesar de los esfuerzos por mejorar la información, no hay una sola entidad federativa que pueda proporcionar información confiable sobre el estado de sus escuelas.

“Los gobiernos locales tienen una responsabilidad principal en el desorden y la opacidad que aún prevalecen, otra preocupación adicional es la falta de fechas de término de los trabajos de reconstrucción de escuelas, en las bases de datos disponibles no se incluyen fechas, montos finales de costo u origen de los recursos”, exponen.

Lo que genera incertidumbre ante las declaraciones oficiales que anuncian conclusiones y avances importantes en la rehabilitación de escuelas, por lo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, aseguran, a lo largo de los siguientes meses deberá buscar validar los datos existentes, entender las discrepancias entre distintas fuentes y auditar el destino de los recursos ya ejercidos.

“Aún hay miles de niños, jóvenes y maestros que no han podido regresar a clases en sus planteles a causa de la desorganización y malos flujos de información entre programas y autoridades, a pesar de que el gobierno federal puso a disposición de las entidades federativas recursos por 18 mil 198 millones de pesos para reconstrucción de inmuebles educativos dañados por los sismos”, finaliza.

Opacidad en reconstrucción

El estado de Oaxaca no es la excepción ante las observaciones hechas por el IMCO, ya que a un año del siniestro impera total opacidad en el tema de reconstrucción de escuelas, esto a pesar de que Oaxaca fue el segundo estado que recibió más dinero del Fondo para Desastres Naturales (Fonden) para cumplir con ese objetivo, con un monto de mil 202 millones 477 mil 317 pesos.

Asimismo, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados Roldán, dio a conocer que en entidades afectadas por los sismos hay avances del 80 por ciento en la reconstrucción de escuelas, excepto en tres, entre ellos Oaxaca, que sólo presenta un avance del 35 por ciento, según el último reporte de la SEP del mes de julio de 2018.

Además, dijo que los gobiernos de las entidades afectadas por los sismos son los responsables de la elaboración de los dictámenes técnicos y la realización de las obras de reconstrucción, por lo cual, el gobierno de Oaxaca es el único culpable que hasta la fecha alumnos tomen clases en condiciones deplorables.

En este sentido, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca y la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable informaron que la suma total del dinero a emplearse en la reconstrucción de las escuelas, entre las aportaciones federales y estatales, asciende a 2 mil 194 millones de pesos.

Dinero que son para 800 planteles con daños mayores, de los cuales 330 debieron de terminarse en marzo y 470 en junio pasado, algo que no sucedió a más de un año de los terremotos, al respecto, tras iniciar oficialmente el ciclo escolar 2018-2019, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, reconoció que de estas 800 escuelas del Istmo que presentaron daños severos no se ha concluido la rehabilitación y reconstrucción.

Mientras que en 100 de éstas no se ha puesto ni siquiera la primera piedra, señalando que será hasta finales del mes de diciembre que tentativamente se culminen los trabajos de construcción y las 800 escuelas sean entregadas, es de destacar que con esto se ven afectados más de 100 mil alumnos que iniciaron clases en sedes alternas habilitadas en su mayoría por los padres de familia.

En este contexto, el Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha, mediante un informe, señaló que el ciclo escolar 2017-2018, que concluyó en el mes de julio, tuvo en promedio la mitad de días de clases, 100 de 200 días, dependiendo de la situación de cada escuela, de lo cual fue factor la situación de rezago en la reconstrucción de las escuelas públicas.

“El gobierno del estado y las instancias encargadas, el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed) y el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa del Gobierno de Oaxaca (Iocifed) están a todas luces rebasadas y han incumplido sistemáticamente sus acuerdos con las escuelas y asociaciones de padres y madres de tener listas las escuelas a inicios de 2018”, mencionaron.

“Cabe señalar que la única escuela reconstruida en su totalidad fue el Centro Escolar Juchitán que inició clases a mediados de abril y cuya obra estuvo a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional, misma que ha servido para la publicidad oficial del gobierno y del Ejército”, exponen.

Adicionalmente a esto mencionaron que ni el Inifed ni Iocifed realizan trabajos por sí mismas, las obras son entregadas vía contratos a constructoras que son las encargadas de los trabajos de reconstrucción, “varias de ellas han detenido trabajos argumentando la falta de pagos o han destinado menos personal a los trabajos que los comprometidos con las asociaciones de padres y madres de familia”, añadieron.

“Esta situación prevalece en muchas comunidades, es por esta razón que en varias regiones de Juchitán estudiantes y maestros realizaron protestas tomando clases en las calles. El supervisor escolar de la zona 056 en Juchitán, Wilber Matus Martínez, dijo que no todas las 19 escuelas públicas en su distrito recibieron la misma cantidad de atención y para él parece que el gobierno categoriza a los estudiantes en diferentes niveles de importancia”, exhiben.

Mexicanos Primero

Por otra parte, datos de la organización Mexicanos Primero revelan que en Oaxaca tres mil 476 planteles resultaron con daños parciales y totales tras los sismos de septiembre, además que hasta enero de 2018 se desconocía la situación de 400 mil estudiantes de educación básica de 2 mil 667 planteles educativos dañados, pues no existían datos sobre cómo operaban, si fueron reubicados o utilizaban aulas temporales.

Asimismo, detallaron que en el último reporte de fecha 2 de agosto, la información actualizada continuaba incompleta, lo que complica conocer la situación real a la que se van a enfrentar miles de estudiantes con el regreso a clases, el informe contempla 2 mil 930 escuelas de nivel básico, medio superior y superior con daños, de las cuales, 28 son consideradas con daño grave, mil 93 con daño moderado y mil 809 con daño menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.