Viaza y Paloma, las fastuosas velas que tuvo el barrio Jalisco de Tehuantepec

Edgar CRUZ

TEHUANTEPEC.- Arropada por los vecinos del barrio Jalisco, las festividades dedicadas a la Virgen del Rosario es el reflejo claro de la extinción de las Velas en esta ciudad, aquellas que dieron fama y renombre a las mujeres zapotecas por la gallardía de sus trajes y la gala de sus festejos.

Con el paso de los años, las mayordomías han venido a suplir lo que en antaño se realizaba con las Velas y que hoy son prácticamente inexistentes para los tehuanos.

El historiador Mario Mecott Francisco señaló que las velas de Tehuantepec las realizaban principalmente las personas pudientes y acaudaladas que principalmente habitaban los barrios del Centro.

“La Velas eran para la gente pudiente, gente bien. Para empezar el barrio Jalisco fue un barrio de pobladores náhuatl y fue el asiento de los ricachones de Tehuantepec. Jalisco, Laborío, San Sebastián y San Jerónimo tenían grandes y majestuosas Velas”, dijo el historiador Mecott.

Las mayordomías han venido a desplazar a las velas que durante todo el siglo XIX y parte del XX imperaron en esta ciudad como una fiesta de gala para los pudientes de Tehuantepec.

El ejemplo claro de la desaparición de las Velas es lo que se vive en el barrio Jalisco dentro de sus dos festividades dedicadas a la Virgen del Segundo y Tercer Rosario.

La Vela Biaza (Zanja) y la Vela Paloma, fueron de las festividades nocturnas más importantes de la ciudad hace más de un siglo, cuando las velas aún estaban en su esplendor.

Personas dedicadas a promover y rescatar la cultura local, han coincidido en que la pérdida de estas festividades nocturnas ha cambiado también por la forma de convivir de los tehuanos, centrados actualmente en el consumo del alcohol y el bullicio.

Actualmente los mayordomos de la Vela Biaza y Vela Paloma son los encargados de realizar los festejos a la virgen del Rosario en tiempos diferidos de una semana, pero en un aspecto de fiesta patronal que se aleja de las tradicionales veladas que en esta ciudad existieron.

Aunque son conocidas como Velas, ambas festividades realizadas en el segundo y tercer domingo de octubre, son fiestas patronales ejecutadas durante el día y con sus variantes de un festejo de barrio, que incluye Paseo del Estandarte, Lavada de Ollas y Día del Shuana.

Recuerdos memorables

Si algo se recuerda de la festividad de la Vela Paloma es la anécdota del accidente ocurrido en 1861 cuando un percance se generó al detonarse una salva de un cañón para anunciar la ejecución del son de La Sandunga.

El parte militar decía que se debió a la impericia de un sujeto que prendió el cañón y resultó con fuertes quemaduras tras haber accedido a la petición de los socios honorables de la Vela a tal ejecución de la salvas, cuando el batallón destacamentado de Tehuantepec se encontraba en activo.

Ése es el recuerdo más memorable que se tiene de la Vela Paloma del barrio Jalisco, considerada una de las más antiguas de Tehuantepec y que hoy pasó a ser una festividad diurna dedicada a la Virgen del Rosario.

 

Pero actualmente ambas festividades , Viaza y Paloma,  llamadas “Velas” se han reducido a mayordomías de festividades populares, desplazando a esos antiguos bailes nocturnos que se realizaban en todo su esplendor por fiestas diurnas.

Para este año, la sociedad de festejos del barrio Jalisco anunció la reaparición de la “Vela Viaza” luego de más de un siglo de no llevarse a cabo.

La festividad que dio nombre a la también mayordomía patronal del mismo barrio, formará parte de las fiestas en honor a la Virgen del Segundo Rosario, considerada la santa patrona de Jalisco, la cual se realizará el próximo 12 de octubre a las 21:00 horas en sustitución del Baile Velorio.

La entrada a esta Vela será por compra anticipada de boletos a través de mesas para diez personas cuyo precio es de 1500 pesos en total o 150 pesos cada acceso, con derecho a cena y una bebida de cortesía.

Los organizadores señalaron que para esta reedición de la vela está contemplado un aforo de 520 personas, mismas que estarán distribuidas 52 mesas ubicadas dentro de la famosa Pista de la Vela Viaza, sobre la calle Juárez del barrio Jalisco.

Para esta edición se contará con el carnet musical de “Benjamín y su Fantasía Musical” y “Bupu y Ron”.

La sociedad de la Vela Viaza informó que el evento será cerrado pues tendrá un costo de recuperación, además de que se busca preservar la elegancia de la vestimenta en la mujer con el traje de tehuana con olán almidonado, mientras que en los hombres será obligatorio el uso de guayabera blanca y pantalón negro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.