Inician istmeños la tradición del Xandú

Javier CRUZ

TEHUANTEPEC, OAX.- Miles de personas se preparan para conmemorar el Xandú dedicadas a los fieles difuntos que a partir de este miércoles comenzarán con la colocación de las ofrendas y altares de muertos que da realce a esta celebración.

El Día de Muertos o Todosantos como se le conoce popularmente entre los istmeños, inicia este 31 de octubre de acuerdo a la tradición zapoteca que marca el arribo de los muertos niños a las casas de sus familiares.

Por ello, la colocación de los altares debe estar lista para el mediodía de este miércoles, para recibir a los infantes que partieron de este mundo y que en esta temporada regresan para convivir con sus deudos.

De acuerdo al cronista de la ciudad, Rómulo Jiménez Celaya, algunos elementos son básicos a la hora de colocar el altar de muertos según la tradición zapoteca de Tehuantepec.

El primer aspecto es la forma piramidal que tiene, que va de tres a siete escalones que simulan los siete pecados capitales.

“Mentalmente se parte por la mitad el altar y cuidando la armonía, se colocan las ofrendas, y así, lo que tenga el lado derecho, lo tendrá el lado izquierdo”, destaca el cronista en su escrito “Cuando llegan los muertos”.

Elementos como el agua en un vaso de cristal, las velas de cebo para que se soben los pies los espíritus de los muertos que llegan cansados del viaje, una imagen religiosa, fotografía del difunto, racimos cocos, panes, dulces y comida típica y flores de cempasúchil son básicos a la hora de colocar el altar.

Lo que no se debe colocar, según el cronista, son las calaveritas ni los ataúdes de azúcar, ni las paletas en forma de cruces, pero sí otro tipo de dulces como las típicas paletas en figuras de gallo o de palomitas echas de azúcar.

La tradición dice que hay que hacer el “xhandu yaa” (Todasanto Nuevo) cuando se le ofrenda por primera vez a un muerto a través de una misa, rezos en la casa frente al altar y la convivencia con tamales y atole de leche o chocolate.

El xhandu yaa es una tradición zapoteca del Istmo que varía en su acepción en varios municipios, principalmente en la forma de colocar los altares, pues en muchos pueblos se agregaron elementos que le hacen diferente a otras comunidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.