Siete personas logran frenar remodelación de un mercadito en Tehuantepec

Eduardo MARTINEZ

TEHUANTEPEC.- Luego de que un grupo minoritario de ciudadanos inconformes se manifestaran contra la remodelación, el mercadito del barrio Santa María de esta ciudad no será remodelado al menos este año, lo que se traduce en un retroceso para los verdaderos comerciantes que expenden sus productos en un riesgoso lugar.

El mercadito de Santa María que debió iniciar su reconstrucción en octubre para ser terminada en este mes de diciembre no se pudo concretar luego de un pequeño grupo de 7 personas liderados por el maestro Gerardo Molina Sánchez impidieran la reconstrucción del inmueble que presenta deterioro por el paso de los años.

Para esta obra, que encabezó el gobierno del estado, el Ayuntamiento había destinado alrededor de un millón de pesos del fondo de reconstrucción federal por el sismo, sin embargo, dicho dinero por ley tendrá que ser devuelto a la Federación al no cumplirse con los trabajos de la obra, que iniciaron en octubre pasado pero luego de tres días fueron suspendidos por un reducido grupo de ciudadanos que pese a no vender en dicho mercado peleaban la no reducción de los puestos.

De acuerdo a los propios comerciantes señalaron que la obra no fue concretada por el berrinche del grupo del profesor Gerardo Molina Sánchez, quien exigió alrededor de medio millón de pesos destinados para la obra para poder dejar a la constructora realizar los trabajos de remodelación del mercadito del barrio Santa María.

Sin embargo, tanto el ayuntamiento con los inconformes nunca pudieron llegar a un acuerdo y la obra quedó suspendida, por lo que las nuevas autoridades tendrán que volver gestionar toda una serie de trámites para poder bajar de nuevo los recursos necesarios para para remodelación de dicho inmueble.

Cabe destacar que la obra inicio pero apenas si se concretó un 5%, es decir solo se tiraron unos pilares de uno de los muros principales del mercado que ahora solo están apuntalados con madera, lo que presenta un serio riesgo para los ciudadanos que acuden a realizar sus comprar y para los propios comerciantes que se ubican al interior del mercado.

“Nos estamos exponiendo pero tenemos que hacerlo porque de aquí llevamos el sustento a nuestros hogares y todo por un grupo menor que no cedió para que se reconstruyera el inmueble, si la presidenta no hace obras que por qué no hace y ahora que intentó hacer bonito nuestro mercado estas personas se oponen”, señaló Julia Ruiz, comerciante.

Y es que a la vista de todos resaltan las condiciones deplorables en las que venden los comerciantes que ahora con la tirada de los muros y las maderas, que solo sostienen lo poco que logró derrumbar la maquinaria, el problema se agrava y representa un serio peligro ante los constantes sismos que se siguen registrando en la región.

Por tal motivo los comerciantes exhortan a las nuevas autoridades a atender urgente y darle solución al tema para que el inmueble pueda ser remodelado pues temen que el techo del mercado pueda colapsar en cualquier momento.

Actualmente son 27 comerciantes registrados en el mercadito, sin embargo, solo unos 11 son los que llegan a expender sus productos, el resto tiene sus puestos pero no se dedican a expender productos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.