SEDENA decidirá si reconstruye o demuele el palacio de Juchitán

Redacción

JUCHITÁN.-  La Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) será la encargada de evaluar y decidir si el Palacio Municipal de Juchitán se demuele o se rehabilita luego de las afectaciones registradas desde el terremoto del 7 de septiembre pasado.

Apenas ayer la Sedena inició la evaluación del estado que guardan las instalaciones del palacio municipal de Juchitán tras el terremoto de magnitud 8.2 de 2017 y que causará severos daños a este inmueble, por lo que se realizarán los estudios pertinentes para determinar qué acciones se tomarán para su remodelación o reconstrucción, por lo que en 15 días podrían tener el dictamen general de las condiciones en que se encuentra.

“La intención es realizar un recorrido preliminar para ver el nivel de daños que tiene el edificio del ayuntamiento, del palacio municipal, pues como bien sabemos el sismo de una magnitud importante, la estructura tiene ya una antigüedad considerada, en su momento se construyó con elementos constructivos no tan resistentes a sismos y si sufrió daños importantes el edificio”, indicó el Capitán primero Ingeniero constructor Miguel Ángel Muñoz Tiburcio.

El alcalde de Juchitán, Emilio Montero Pérez solicitó a la Sedena supervisar las condiciones de este inmueble histórico que data de 1860 y que uno de las edificaciones antiguas más dañadas de la ciudad.

El inmueble que albergó por décadas la sede del poder municipal de Juchitán presenta daños en el 70 % de su edificación además de que un 40 por ciento colapsó con el movimiento telúrico.

Muñoz Tiburcio señaló que a simple vista se puede ver que hay unas partes de construcción más recientes y que se ven con menos daños, por lo que posiblemente esas se puedan recuperar, pero eso se determinará en base a los estudios que se realicen en la estructura y ver que posibilidades hay de realizar los trabajos.

Por su parte el director de obras del ayuntamiento juchiteco José Antonio Sánchez López, mencionó que durante el recorrido pudieron notar que el edificio está muy dañado y todo el elemento estructural esta fracturado casi en su totalidad.

“A reserva de lo que observamos en una parte del ala norte, vimos que hay una uniformidad, pero de lado sur de la planta alta, está en pésimas condiciones”, declaró, por lo que con este recorrido se tendrá un dictamen para ver si se reconstruye o de donde se puede demoler para hacer un nuevo edificio.

Reconoció que hay muchas partes que se tienen que demoler debido al daño que presentan”, “A mi punto de vista hay muchas partes dañadas y representan un peligro para todos los que transitan en este lugar y de dejarlos sería un peligro”.

Comentó que la arquitectura se tendrá que respetar, por lo que de realizarse una nueva construcción se vería el mismo palacio, pero con mejores materiales y con nuevas técnicas.

Con información del Ayuntamiento de Juchitán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.