Oleada de inseguridad pone en zozobra a la región del Istmo de Tehuantepec

De la Redacción

JUCHITÁN.- La región del Istmo vive una ola de inseguridad al estilo de otros estados que ha puesto en zozobra a los ciudadanos de diversos municipios que temen por su integridad física. Y es que tan solo este fin de semana se registraron alrededor de 9 asesinatos en diversos municipios del Istmo, entre ellos en Juchitán, Salina Cruz y la villa de San Blas Atempa.

El viernes un hombre fue ejecutado a balazos la tarde de este jueves  en el Bar denominado “Las Caguamas de la Doña” ubicado en la calle Reforma Norte Col. El Bajío en la ciudad de Matías Romero cuando el infortunado bebía unas cervezas.

El hoy occiso de acuerdo con datos de la policía municipal fue identificado como Omar Reyes. Extraoficialmente se dio a conocer que era maestro y laboraba en el CBtis 31.

Mientras que el sábado la inseguridad volvió al estilo de la mafia cuando dos cuerpos fueron localizados uno desmembrado y otro con el tiro de gracia en el cráneo en el fraccionamiento Guiexhuba frente a la colonia los Pinos en el tramo carretero Juchitán- La Ventosa.

Por estos hechos, la FGEO, a través de la Viceficalía Regional del Istmo, integró la carpeta de investigación con referencia 8925/FIST/JUCHITÁN/2019, por el delito de homicidio calificado en contra de quien o quienes resulten responsables.

Así mismo la madrugada del sábado dos masculinos fueron ejecutados y uno más herido de gravedad fue el saldo de un violento ataque armado en el interior de una vecindad de esta ciudad y puerto.

Los hechos se registraron la madrugada de este domingo en una zona de cuartos de renta del barrio El Espinal hasta donde sujetos armados ingresaron par ejecutar a los ahí presentes que podrían relacionarse con la venta y distribución de drogas.

Estos hechos consternaron a Salina Cruz pues a pesar de los refuerzos policiacos que ha emprendido el Ayuntamiento para combatir la inseguridad, los hechos delictivos han tenido una alza en esta ciudad dejando con miedo a los porteños de barrios y colonias.

Posteriormente el sábado un maestro de nombre  Jorge Piñón López, quien fuera ultimado esta madrugada del 17 marzo en la ciudad de Juchitán.

La ejecución del maestro se registró frente al bar “Rincón Brujo” de Juchitán. Se trata de un profesor de la Telesecundaria de San Gregorio Ozolotepec, pero además es integrante del comité seccional del Istmo de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Ante ello, la fiscalía general de Justicia de Oaxaca ya inició la carpeta de investigación 9006/FIS/JUCHITAN/2019 por el homicidio calificado en contra de quien o quienes resulten responsables.

Y por si fuera poco este domingo por la noche se registró una ejecución en la villa de San Blas Atempa. Aquí los hechos ocurrieron en el centro de vicios  “La Mosca”, ubicado sobre la calle Zaragoza, esquina Hidalgo, a tan solo una cuadra del ayuntamiento san blaseño.

El cuerpo de la víctima fue trasladado al descanso municipal mientras que la policía inició la búsqueda sin éxito del asesino, mismo quien huyó tras cometer el crimen. El ahora occiso respondía al nombre de Edilberto Jiménez Jiménez de 46 años aproximadamente.

A estas ejecuciones se le anexa la balacera que se vivió este domingo en céntricas calles de Juchitán luego de que elementos de la policía municipal iniciaran una persecución en contra de presuntos delincuentes que momentos antes intentaron asaltar una tienda Coppel.

Los policías repelieron la agresión y, en medio de esa balacera un civil y un policía resultaron heridos.

La balacera se vivió entre las calles Hidalgo e Independencia, muy cerca del centro de Juchitán, precisamente a la altura del bar “33 de Blues”.

Ante esta ola de inseguridad los ciudadanos de diversos municipios Istmeños viven con miedo, pues este tipo de inseguridad al estilo de la mafia no se había registrado en años en esta región, sin embargo ahora se vive un ambiente de miedo e inseguridad por lo que los ciudadanos piden de manera urgente al Gobierno del estado crear un plan de seguridad y aplicarlo a la brevedad en el Istmo para disminuir los altos índices de violencia que se vienen generando y que cada día van a la alza en esta región de ciudadanos pacíficos.

Cabe destacar que ante estos lamentables hechos La Fiscalía General del Estado reitera su compromiso de investigar a fondo estos delitos, fortaleciendo sus acciones de investigación en la región del Istmo de Tehuantepec para que la ciudadanía tenga certeza de que ninguna acción fuera de la ley quedará impune, sin embargo su lentitud ha hecho que decenas de casos no hallan sido resueltos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.