Penal Federal de Miahuatlán es el más violento del país

nvinoticias.com

OAXACA.-De los 17 penales federales que hay en el país, el de Oaxaca fue el más violento durante el año pasado.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) catalogó los incidentes registrados en estas cárceles en: riñas y desórdenes.

Reveló que en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 13, situado en Mengolí, Miahuatlán; se presentaron, durante el año pasado, 85 riñas, lo que representó el 20 por ciento del total nacional.

“El incidente con mayor número de reportes es el de riñas con 408, los Centros con mayor incidencia, fueron CEFERESO No. 13, Oaxaca, con 85; CEFERESO No. 15, Chiapas con 52; CEFERESO No. 5, Veracruz, con 40 y CEFERESO “CPS” No. 11, Sonora, con 37”, expuso la CNDH en su Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2018.

Los penales federales concentran principalmente a las personas acusadas de delincuencia organizada.

En cuanto a los desórdenes, no hubo registro en el penal federal de Oaxaca. De hecho, en todo el paños, solo hubo un incidente de este tipo en Cefereso de Durango.

La Comisión no dio detalles de cada uno de los reportes de riñas, solo de manera general refirió que el mes con mayor incidencia de reportes fue mayo, en un horario que osciló entre las 12:01 a 18:00 horas.

“El lugar donde con mayor frecuencia se suscitan los hechos es en los dormitorios y el motivo es por diferencias personales, agresión, estrés y extorsión”, expuso

La calificación general otorgada al Cefereso de Mengolí fue de 7.37, que la ubicó entre los 10 mejor evaluados del país, dentro de los penales federales.

Esta calificación es la más alta obtenida por esta cárcel, desde que inició operaciones en el año 2013.

Este penal tiene, actualmente, una población de mil 327 hombres, ninguna mujer; lo que está por debajo de capacidad máxima que es de 2 mil 520 internos.

La CNDH advirtió que este Cefereso de Oaxaca presenta problemas como insuficiente personal de seguridad y custodia; además, deficiencias en la imposición de sanciones disciplinarias.

Señaló que los servicios de salud también son “deficientes” y no existen o no son suficientes las actividades laborales, educativas y deportivas para los reclusos.

Reinsercción olvidada

De los cuatro penales estatales evaluados el año pasado por la CNDH, ninguno garantiza la reinserción social, según los resultados obtenidos.

El Penal de Ixcotel tiene las peores condiciones, ya que no garantiza la estancia digna de los reclusos y la gobernabilidad interna está en manos de los reos.

Esta cárcel obtuvo una calificación reprobatoria de 5.52, en tanto, los penales de Tehuantepec y Miahuatlán, 6.37 y 6.05, respectivamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.