Morir en Tehuantepec tiene su rito y es caro